Recomendación Literaria. El nombre de la Rosa. Umberto Eco.

PORTADA - EL NOMBRE DE LA ROSA

¡HACE MÁS DE VEINTE DÍAS NO ENTRABA A MI AMADO BLOG!.
:O  ¡IMPERDONABLE!.  :O

Retomando el asunto del Nombre de la Rosa, debo acotar que para hacer esta reseña me parece importante aportar más que datos acerca del marco histórico de la misma (de los cuales no es que sé o entiendo mucho), algunas referencias acerca de su composición, además de mi humilde opinión como tiendo a hacer cuando de estos menesteres se trata y es que, su composición fue precisamente lo primero que llamó mi atención al iniciar la lectura.

Por el nombre del libro me esperaba algo parecido al “Código Da Vinci”. Una historia “policíaca” con referencias “científicas” y “religiosas”, para añadirle un tinte controversial, ya saben… algo de “color” y digamos que no estuve mal encaminada ya que a grandes rasgos podríamos decir que esta es una historia “de época” en la que dentro de un ambiente religioso, oscuro y corrupto se desarrolla la investigación de una serie de muertes misteriosas ocurridas en una Abadía, justo antes de una reunión importante en la que dos grandes grupos discutirán quien era más hereje o “traidor” que el otro.

Sinopsis:

Fray Guillermo de Baskerville, franciscano y científico de corazón y convicción, es encomendado a ir a una Abadía benedictina en Italia acompañado por su pupilo Adso de Melk, novicio benedictino, para brindar su testimonio ante los delegados del Papa y los líderes de la orden franciscana en una reunión donde se discutiría acerca de la doctrina de la “pobreza apostólica”, que para unos (orden franciscana) era una doctrina y para otros (el Papa y el Rey) herejía. Ambos llegan con anticipación al lugar de encuentro pero en vez de poder descansar y prepararse para lo que vendrá, son encomendados en una nueva misión: Descubrir la identidad y el móvil de un asesino dentro de la Abadía.

El asunto se complica cuando la búsqueda que les es encomendado y que tiene todas las trazas de ser más bien un suicidio se convierte en una serie de asesinatos que parecen responder a una cita del Apocalipsis lo cual provocando la histeria dentro de la Abadía.

Siendo que para resolver el misterio, tanto Guillermo como Adso reciben la autorización del Abad para acceder libremente a todo el territorio y las personas que viven en la Abadía incluyendo la parte “pública” de la Biblioteca, famosa por su extensión y por sus invaluables tesoros llegados a ella desde los rincones más alejados del planeta, es allí donde Guillermo y Adso concentran sus esfuerzos y finalmente descubren que el misterio no se limita a las muertes acaecidas sino a la desaparición de un libro, el segundo libro de la Poética de Aristóteles, que podría ser la causa u objetivo (tenerlo/leerlo) de todas ellas…

En cierto modo fue tan horrible ver las miserias humanas que se retratan en las escenas de este libro como lo fue ver las que nos presentó “Una entrevista inesperada” (by the way, la serie es aún peor que el libro. Sencillamente no pude con ella), con la muy gigantezca diferencia de que la “pasionalidad”, si se me permite el término, “inocente” o “culposa”, añade siempre “musicalidad” a una historia y esta es mucho mejor bienvenida y más agradecida que la condenada desidia que se aprecia en la mayoría (por no decir en todos) de los personajes de “Una Entrevista inesperada” y sea dicho: ¡Este libro desborda pasión!… ¡Ah!. ¡Y además es un gran desafío intelectual para el que desee aceptarlo!.

Pero vamos por partes…

Lo primero que llamó mi atención es que en unas pocas primeras páginas encontré palabras que jamás había escuchado y tuve que, por ejemplo, releer un párrafo varias veces para terminar medio entendiendo de qué iba, más por su “contexto” que por su “significado”. Parece no ser algo extraño, es decir, sabiendo que es una novela ambientada en una época pasada, uno se prepara mentalmente (de forma inconsciente) para encontrar palabras “poco comunes” y esto es por que se sabe que algunos autores, para “ilustrar” su obra y localizarla mejor en su contexto, usan algunas “expresiones” antiguas (palabras, dichos, gestos, etc.), pero, nuevamente, resultó ir un poco más allá. ¡Tuve que recurrir muchas veces a la “RAE” en línea porque sino no entendía absolutamente nada!. Ni qué decir de los extensos (EXTENSÍSIMOS) párrafos en LATIN ANTIGUO que intenté entender y de los que saqué nada…

En realidad no sé de qué tipo de latín se trata, intenté traducir algunas cosas en la computadora y no encontré nada de nada hasta que después de un par de intentos, por fin lo dejé estar. Aún así, en general me tomó bastante tiempo dejar de lado estas “interrupciones” y limitarme a marcarlas con una banderita pos-it roja para revisarlas después. Cuando lo hice, logré finalmente tomar el ritmo de lectura que se merece. Muy buena decisión, debo decir. Dejarse llevar a la carrera detrás de Guillermo y Adso es maravilloso.

Ya en el plano de la historia perse, también fui gratamente sorprendida.

Me resultó curiosa la forma en la que se conoce la identidad del asesino. Fue tan evidente que terminó desviando mi atención hacia otros. Recuerdo que pensé. “Hmmm, seguro es este a pesar de…”… Y es que la historia desarrolla tan perfectamente a sus personajes, no sólo a nivel físico sino a nivel personal, que te das cuenta de que nada en lo absoluto puede detener a quien tiene una “misión de vida” que cumplir. Entonces, al final, el objetivo ni de Adso ni de el lector es saber quién es el asesino, sino porqué cometió sus crímenes… Y he aquí otra cosa más que me ¿sorprendió?… esta vez no tan gratamente. No es que no lo sepa, pero ¡JODER!. ¡QUÉ OBTUSA ES Y SIGUE SIENDO LA HUMANIDAD!.

En las páginas se puede ver tan claramente en todas las referencias TAN PRECISAS que se hacen a lo que, con mis muy escasos conocimientos, pienso que fue la realidad del siglo XIV, que el libro termina siendo más que una simple metáfora recreativa de las miserias humanas, una “descripción” de las mismas, y es escalofriante porque si además ponemos en contraparte la historia de “Los Juegos del Hambre”, podemos ver que en muchos aspectos ¡NO HEMOS APRENDIDO NADA!. Bahhhh… Algo hemos aprendido, pero en su mayoría (o como conjunto) seguimos igual de cabezotas y sanguinarios… Y todo por un poco de poder… Ya no decir por cosas más “vanales” como “dinero”… ¡Rayos!. ¡Ni el vampiro más malvado ha hecho nunca la de cosas que han hecho los personajes humanos de estos libros…😦

En conclusión, cuesta un poco leerlo (por lo menos a mí me pasó) pero es una historia que, humildemente puedo decir, está muy bien narrada. Es profunda pero a la vez divertida y ágil y te va llevando de un tiempo a otro en la historia sin que uno se sienta mareado.

¡Se los recomiendo mucho!. Espero lo disfruten.

Saludos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s