Impresiones de “Exodo: Dioses y Reyes”. Christian Bale, Joel Edgerton, Indira Varma, Dar Salim, Ben Mendelsohn…

Finalmente pude ver esta película después de varias semanas de su estreno y debo decir que me encantó. Creo que siguieron la tendencia actual de “humanizar” a los personajes y el resultado para mí fue entretenido y además congruente con “Las Escrituras”, aunque no es que esperase que esto fuera así, después de todo, solo es una producción cinematográfica.

Sinopsis:

Después de haber sido salvado de las aguas cuando apenas era un bebé, Moisés vivió bajo el amparo de su tío, el Faraón de Egipto, quien lo tenía en la más alta estima y hasta lo consideraba como un hijo. Pese a esto, Moisés siempre supo cuál era su lugar y este era, al lado del Faraón y de Ramsés, su hijo, a quien consideraba su hermano. Nunca sintió envidia, nunca sintió la necesidad de reconocimiento, nunca pidió más de lo que tenía: Una familia.

Ramsés por su parte, siempre se sintió por debajo de Moisés, no sólo ante los ojos de su padre en donde podía ver claramente el amor que éste le tenía a Moisés, sino porque no era tan diestro en las artes de la guerra ni en cuanto a liderazgo y sabía perfectamente que si lo seguían era por orden de su padre y de Moisés y no porque hubiera ganado esa deferencia. Pero este sentimiento no logró empañar del todo lo que sentía por su “hermano” y por esto precisamente prefirió desterrarlo una vez se enteró de que Moisés era judío y que había sido llevado al seno de su familia por su hermana, quien se había quedado con él para protegerlo fingiendo ser egipcia, en vez de cobrarse su vida acusándolo de traidor bajo la premisa de que estaba al tanto de estos hechos.

En el exilio, Moisés encuentra la felicidad. Se casa y forma una familia pero nueve años después recibe el “Llamado” de Dios para regresar a Egipto y liberar al pueblo israelí del yugo del ahora Faraón Ramsés II. Sin entender muy bien la tarea que se le ha encomendado, decide encarar esta empresa a su modo, tal como aprendió en Egipto del Faraón y los demás estrategas militares que lo criaron, pero Ramsés no cedía y Moisés recibió entonces la orden de sentarse y “observar” a Dios hacer las cosas a su modo…

Siempre es difícil ver a Dios en plan iracundo pero creo que de la forma en la que lo presentaron en esta película lograron mostrar toda la magnitud de su poder sin que terminara siendo un shock. La presencia del Niño “suaviza” la crudeza de los hechos y creo que esto es bueno porque permite al espectador concentrarse en el proceso de conversión de Moisés, que a resumidas cuentas, es el mismo por el que todos pasamos día con día, ya que en el Camino debemos luchar contra nuestra propia naturaleza, libre y egoísta, que nos hace percibirnos como lo primero y más importante siempre (aunque a veces no seamos conscientes de ello) y actuar en consecuencia, para dar cabida a cosas más “grandes”.

Así pues, para mí los hechos fueron narrados de forma muy acorde a la “lógica humana” por lo que es fácil percibir la grandeza del “proceso de conversión” que en cambio no se nota en películas más “antiguas” ya que en la mayoría de estas los personajes aceptan “La Palabra de Dios” (su mandato) sin ningún tipo de “resistencia” y esto no es congruente con la gran mayoría de los seres humanos, de hecho, es esta “resistencia” a fomentar el “bien común” que nos ha caracterizado desde siempre a la mayoría lo que ha provocado que a lo largo de la historia, Dios “intervenga” de forma “fulminante” en nuestro camino.

Moisés inicia una empresa después de un evento traumático que lo sacudió físicamente y sin tener una respuesta de porqué hacerlo pero con la certeza de que debía hacerlo aun cuando tuvo que dejarlo todo atrás. Luego, trabaja duro en su estrategia y dirige a muchos en pos del mismo fin pero pese a sus esfuerzos, las cosas no funcionan como debería porque su “buena voluntad” choca contra una pared de terquedad y se frustra, se revela ante el Plan Divino y hasta pierde las esperanzas para, finalmente, “aceptar” el Poder de Dios que se revela en toda su envergadura en el momento de mayor angustia para recordarnos que “siempre está con nosotros”.

Cabe destacar que no pienso que Dios nos “manipule”, es decir, sí, nos “bendijo” con el “Libre Albedrío” y luego interviene cuando acabamos matándonos entre nosotros y hasta nos castiga… pero pienso que esto es porque somos su creación más preciada y nos ama tanto que a veces intenta ayudarnos a no destruirnos por completo los unos a los otros. ¡Y qué paciencia nos tiene!… En este caso esperó 400 años antes de intervenir entre estos dos grupos para ver si llegaban a un acuerdo por su cuenta y fue hasta entonces que decidió hacerlo… ¿No hacemos esto mismo nosotros en nuestra vida diaria con los que más amamos?. ¿Intervenir cuando vemos que alguien a quien amamos se da de topes en la cabeza?.

Desde el “Inicio” hemos tratado de asemejarnos a Dios, de alcanzar todo su conocimiento y por eso nos hemos empeñado en buscar explicaciones a cada evento que nos rodea, sin pensar que la tarea en sí es señal de nuestra grandiosidad. ¡No tenemos que explicarlo, ASÍ FUIMOS CREADOS, A IMAGEN Y SEMEJANZA DE DIOS!.  No obstante, nos hemos quedado en la superficie, hemos pasado centurias tratando de explicar los misterios de Dios usando un millón de premisas científicas y hasta teológicas en el nombre de la ciencia y de Dios como si fueran dos cosas aisladas igual que hizo el “médico” explicando las plagas con toda la lógica que somos capaces de entender y aceptar PERO no somos capaces de ver que todo lo que nos sucede es producto de nuestro proceder igual que el castigo cayó sobre Egipto porque el Faraón se pensó indestructible y superior a los judíos que en este caso podrían representar a toda la humanidad, siendo un paralelismo bastante eficiente para mostrar qué sucede cuando UNO quiere aplastar a sus congéneres…

Ojalá llegue el día en que podamos satisfacer nuestra curiosidad innata lo suficiente como para aceptar que ésta no está peleada con la existencia de Dios sino que es solo una muestra más de su grandeza, sin que se nos rompa la cabeza por el esfuerzo🙂

En cuanto a la cinematografía, me pareció muy buena. Los efectos especiales me gustaron (aunque a los cocodrilos y la zarza ardiente les faltó un poquitito más de “realismo” en algunas tomas) igual que la banda sonora que estuvo majestuosa.

Las actuaciones en general fueron buenas pese a que últimamente se lo escucha a Christian Bale un poco “forzadito” en sus “discursos”. Por su parte, me gustó Joel Edgerton e Indira Varma (La frase: “Ya le recé a… y a otros diez más”… “Un poco más que eso” refiriéndose al tiempo que podría demorar el cambiar la sangre a agua, fueron geniales). El primero nos ofrece a un hombre razonablemente justo hasta que el poder y la vagancia nublan su entendimiento y lo hacen malgastar sus recursos mientras vemos a un padre cariñoso, generoso y vigilante de su propia familia. Esta dualidad también nos representa a todos porque volvemos a lo mismo: Somos capaces de amar a nuestra familia, a nuestros hijos, pero nos importa poco o nada con el “prójimo” que ES nuestra primera familia como especie que somos… La segunda también nos representa. Una mujer “santa” que realmente no cree en nada y que de hecho le fastidia tener que “rezar” a cuantos dioses conoce sin que ninguno “responda”, de la misma forma en la que a veces invertimos nuestro tiempo en dioses como el dinero, que a la larga, no consigue satisfacernos.

En fin, me parece una gran propuesta siempre y cuando uno profundice en los hechos y busque en ellos la “moraleja”. Como “entretenimiento”, también está bien.

Si tienen oportunidad de verla, espero que la disfruten.

Saludos,

P.s. Me pregunto que estrenarán para los tiempos de Semana Santa…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s