Impresiones de “La ladrona de libros”. Sea tu descanso en paz, Mami.

Qué curiosa es la vida… Y ni qué decir de la muerte. Cada una es una experiencia profunda que nos llena de un sin fin de emociones, no solo a quien la espera (que bueno, al final somos todos…), sino a quien ve partir a alguien, sobre todo si ese alguien es un ser amado. Perder a alguien es un asunto que nos llena de dolor a los que quedamos atrás, sin embargo, algunos de los que se van tienen la dicha de “deslizarse hacia la muerte” dejando detrás una estela que solo puede señalarse con un nombre: “Paz”.

Y es que duele, mucho, después de todo, compartir con los que amamos el día a día es una de nuestras mayores alegrías y ya eso no podrá ser, pero cuando la vida de ese alguien ha sido plena, cuando el amor ha regido su camino y cuando se ha compartido todo en el momento justo sin dejar nada para después, las lágrimas acuden a nuestros ojos y el corazón se paraliza en el pecho por unos segundos… pero justo allí hacen su aparición alguno de los tantos y hermosos momentos felices compartidos a través del tiempo… y el dolor se transforma en un sonrisa, triste, pero sonrisa al fin…

Hace casi cuarenta años mi madre llegó a este país con papá, su suegra y dos pequeños y una de las primeras cosas que le dijo mi abuela que debía hacer fue ir a presentarse a Mami, la casera, una amiga suya también, muy querida. Desde entonces, nuestra familia fue acogida en el seno de su hogar y Mami se convirtió en nuestra abuela también, en toda la extensión de la palabra, porque a pesar de que el término “amiga” es gigante, lo de esta mujer lo fue más aún.

Grandes personajes fueron todos mis abuelos y es una pena no haber podido compartir tanto con ellos porque partieron pronto, aunque a través de mi madre si que los pude conocer lo suficiente para amarlos con todo mi corazón, con excepción de mi abuela paterna que con ella tuve el honor de compartir casi la mitad de mi vida. Así y todo, Dios me permitió el honor de ser bendecida con una abuela más… alguien con quien compartí hasta hace a penas un par de días y que ya hoy no está entre nosotros, pero seguramente estará en mi corazón, igual que todos mis viejitos, por el resto de mi vida…

Ayer la dejamos en su última morada en esta tierra pero antes, las palabras de despedida de su nieta, describiéndola tan perfectamente como yo la tengo grabada en el corazón, me hicieron recordar esta película en la que “La Muerte” relata sus impresiones acerca de algunas personas a las que ha dedicado un poco más de tiempo que a otras. Al final, hace un recuento de cuando por fin llegó a por la protagonista y de cómo ésta había vivido plenamente y tocado tantas vidas… desde su familia y amigos de la infancia, hasta su esposo, sus hijos, nietos y todos aquellos que fueron acrecentando su familia… Entonces, creo que hoy es un buen día para hablar de esta película.

El dolor es parte de la vida, una parte que lógicamente no escogemos pero que la mayor parte del tiempo sobrellevamos, muchas veces con éxito, otras, no tanto. El amor es otro asunto. Es quizá la parte más importante de nuestra vida y en la que más injerencia tenemos porque somos nosotros los que podemos escoger a quien, cuándo y cómo amar, pese a que a veces se diga que uno no puede escoger a quien le entrega el corazón. Entre uno y otro podríamos decir que vivir plenamente es tomar todo lo que se nos presenta en el camino y amar cada segundo porque a la larga, la suma de todos esos momentos es la que determinará nuestra realización personal.

Dicho esto y a través de esta reseña, hoy doy testimonio de la realización personal de mi abuela quien partió a los 95 años de edad después de haber repartido mucho amor en este mundo. Eso y tener la certeza de que descansa en paz, me hace feliz pese a la tristeza de ya no poder verla con los “ojos”, aunque siempre la veré y estará conmigo y seguramente con todos los que la amamos, en nuestros corazones.

Hasta siempre Mami… Dales un beso y un gran abrazo de mi parte a todos los que ahora seguro te acompañan en aquel plano pero siguen vivos en nuestros corazones y nuestra memoria, como siempre lo estarás tu.

En cuanto a la película en sí, es hermosa. Una fotografía majestuosa y un elenco que solo puedo describir como perfecto: Sophie Nélisse como Leisel, una pequeña llena de curiosidad y amor por la vida que al principio solo tenía miedo por tanto que perdió en tan poco tiempo pero quien no se dejó avasallar por este sentimiento sino que logró vivir su vida plenamente, recordando a los que quedaban atrás y honrando su memoria con amor y alegría. Geoffrey Rush y Emily Watson como Hans y Rosa, el hombre con el corazón de acordeón y la mujer vestida de trueno que acogieron a Liesel como su hija, Nico Liersch como Rudy, el vecino de Liesel en su nueva casa, que nada más verla quedó prendado de ella hasta el último momento de su vida y que fue su amigo incondicional, Ben Schnetzer como Max, el chico que sin tener nada, ni siquiera libertad, puso el mundo a los pies de Liesel al aconsejarle que “hiciera suyas las palabras” y finalmente Roger Allam como el Ángel de la Muerte, cuya voz nos cuenta una historia de “vida”, entre otros…

LIESEL

“Haz tuyas las palabras”… (Max a) Liesel

HANS - ROSA - LIESEL

La mujer vestida de trueno (Rosa) y el hombre con corazón de acordeón (Hans)…

El chico con cabello del color de los limones… (Rudy)

Aquel capaz de transformar palabras en visiones reales en su mente… (Max)

Esta producción, basada en la del autor Markus Zusak, adaptada por Michael Petroni y dirigida por Brian Percival, fue estrenada hace poco y está ya en la cartelera del cable. Se las recomiendo mucho. Espero la disfruten y sobre todo, espero que disfruten su vida plenamente en toda su justa y vasta extensión para que, llegado el momento, se “deslicen al más allá suavemente”, “acogiendo a la muerte como a su igual” como sé que han hecho mis viejitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s