Recomendación Literaria. Los Juegos del Hambre. Libro 2. “EN LLAMAS”. Suzanne Collins.

PORTADA DE EN LLAMAS

A casi un paso de poder ver la segunda entrega de Los Juegos del Hambre: En Llamas, les presento la Recomendación Literaria de esta obra, pero para evitar dar spoilers (los cuales pretendo dar en las impresiones de la película luego de verla en el Pre-Estreno el día 25 de este mes), hablaremos de un tema recurrente en la saga: La opulencia del Capitolio.

Sabemos que Los Juegos del Hambre son el producto de las Rebeliones de los Distritos contra las injusticias del Capitolio (llámese pobreza extrema, desnutrición, maltrato físico y psicológico, etc.) luego de que el mismo aplastara la resistencia y tomara nuevamente el control. El Capitolio presentó entonces los juegos como un “recordatorio” de todos aquellos que habían muerto “por culpa de los rebeldes que se habían alzado en armas” y, en deferencia a los “Tributos” como parte de la “Gloria” que obtendrían al ganar, se mostraba generoso repartiendo al Distrito ganador comida adicional por todo el año y al vencedor, todos los lujos que quisiera tener, por lo tanto, un vencedor era alguien que se convertía en “privilegiado”.

Pero el Capitolio no podía permitir que se creara un ambiente de estabilidad y por eso su creador dejó las instrucciones listas para que cada 25 años los Distritos aportaran el doble de tributos y una que otra “condición especial”. Los Septuagésimo Quintos Juegos del Hambre corresponden al “Vasallaje de los 25” y este es el momento en el que se desarrolla la trama de la segunda entrega de esta serie, “En llamas”.

Cada año, El Capitolio espera la “gran fiesta” que suponen los Juegos. Cada tributo es preparado minuciosamente para que ofrezca un gran espectáculo. De hecho, hasta le dan la “oportunidad” de recibir un entrenamiento intensivo, físico y en otras materias, que los preparará para la arena en la cual van a luchar. Estos entrenamientos ofrecen desde manejo de armas hasta reconocimiento de comida silvestre. En medio de, cada Tributo puede ir demostrando de qué está hecho para poder ir creando alianzas que en principio les den más oportunidades de sobrevivir hasta que se tengan que enfrentar unos con otros para conseguir un victorioso. También tienen presentaciones con el público de donde podrían salir sus futuros patrocinadores que podrían salvarles la vida en la arena.

Cada habitante del Capitolio espera este acontecimiento y lo vive con pasión. Para ellos, no se trata de personas que  han sido conducidas al matadero sin opción, sino más bien, de “guerreros”. Y los que admiran.

Desde este punto de vista cualquier tipo de competición actual bien podría ser una metáfora de Los Juegos del Hambre y todos los que las vemos, gente del Capitolio que disfruta de una contienda. ¿Pero en qué otro aspecto nos parecemos a la gente del Capitolio?.

En el primer libro no es tan evidente pero al momento de que se conocen las condiciones de los Septuagésimo Quintos Juegos del Hambre, lo es cada vez más.

Según Katniss, cada habitante del Capitolio considera a cada uno de los Tributos no más que como una fuente de diversión, pero gracias a ella, nos damos cuenta de que la gente del Capitolio también tiene sus “problemas”. Y no me refiero solo a Cinna o a Portia, sino a todos en general. Los dos equipos de preparación son una muestra clara de lo que es la gente del Capitolio. OBVIAMENTE estos problemas no llegan a ser ni parecidos a las penurias que el resto de los distritos debe soportar, empezando porque no están supeditados a la Cosecha y no pueden participar en Los Juegos del Hambre, aun cuando quisieran hacerlo.

La pregunta obligada es ¿quién querría?, pero al pensar en “Los profesionales” y en la cantidad de gente que sigue paso a paso los juegos con pasión y algunos hasta sedientos de sangre, yo me atrevería a decir que unos cuantos podrían desear alcanzar la fama, fortuna y reconocimiento, entre algunas de las cosas “apreciables” desde el punto de vista del Capitolio, que ofrecen los Juegos a los vencedores, pero, deben cumplir de por vida las tareas a las que fueron asignados, hasta donde sabemos y los que no tienen trabajos en los Juegos, deben trabajar atiborrándose de comida que pueden vomitar para poder comer más, desfigurarse para estar a la última moda del Capitolio y debe enseñar a sus hijos (los pocos que los tienen) que esto es lo correcto. Katniss misma, a pesar de tratarlos con suficiencia, no puede decir que sean “malas personas”. Ni siquiera Peeta puede hacerlo porque es capaz de reconocer que son producto de la educación que han recibido.

No puedo decir más porque sería dar muchos spoilers, pero me atrevo a sugerir que si seguimos convirtiendo a nuestros hijos en gente del Capitolio, la llegada de los Juegos será antes de los 38 años que es el tiempo en que algunos tienen previsto que las cosas se pongan realmente feas en nuestro planeta debido al mal uso de los recursos y la desidia que todavía nos aplasta. (VER: CAUSAS DE LOS JUEGOS DEL HAMBRE Y COMO SE VIVEN EN LA ACTUALIDAD).

Y es que cuando nuestros “exigen” cosas materiales y nosotros se las damos aun cuando sabemos que es excesivo pero nos justificamos diciendo que se merecen todo lo que deseen tener solo porque sí a pesar de que no valoren el esfuerzo que se hace para que lo tengan (perdiendo o no cuidando las cosas), cuando los dejamos comer lo que quieran por gula y botar la comida porque sencillamente no les gustan las verduras, cuando permitimos que maltraten a alguien o lo traten con desprecio o lo ignoren como si no existiera, etc. porque se creen superiores a cualquiera no estamos reforzando su AUTOESTIMA, estamos convirtiéndolos en gente del Capitolio que después podrá llorar y gritar a lágrima viva exigiendo “justicia”, pero no hará nada más que eso porque no sabe como hacerlo. Se quedará impávido ante la destrucción que algún día tocará su puerta y no sabrá como actuar. Estará tan indefenso como lo estaría cualquiera del Capitolio si se ve obligado a participar en Los Juegos del Hambre. No pasaría del baño de sangre inicial en la Cornucopia.

Entonces, si leer que alguien se tomó algo para vomitar y seguir comiendo y bebiendo en una fiesta o que se quejó porque no hay marisco por ningún lado por una semana o porque no consigue una cinta (o tela), nos ha sentado mal, no permitamos que esto salga de las páginas de este libro, JAMÁS. Esta lectura debe ser una lección para no malcriar a nuestros hijos bajo la premisa de que queremos que tengan todo lo que no tuvimos o que ellos se merecen nuestro “sacrificio”. Nuestros hijos lo que se merecen es todo nuestro amor, nuestra atención, nuestro apoyo, no todo lo que podamos comprarles que a la larga, ni lo disfrutan porque de tanto que tienen, ignoran todo y los aburre. (¿Cuántos celulares y/o tablets hay que comprarle a un chico y que este los pierda o los dañe adrede para que le compren algo más nuevo para saber que hay algo mal en la ecuación?).

¡¡¡ NO CONVIRTAMOS A NUESTROS HIJOS EN PERSONAS DEL CAPITOLIO !!!

Cabe destacar que el otro extremo es todavía peor. Me refiero a envenenar a los hijos contra la gente pudiente. Hacerlos que odien a otros solo porque tienen más o porque pueden hacer más cosas es todavía peor porque lo anterior (lo de la gente del Capitolio) es más fácil de revertir, pero el odio arraigado es imposible y no conduce a nada.

Lo que sí creo que es productivo, es aportar a nuestros hijos la suficiente información y ejemplo como para que se conviertan en personas de bien. Así, aun ante la más oscura adversidad no se perderán a sí mismos.

¡¡¡ NECESITAMOS A MÁS “PEETA MELLARK” EN EL MUNDO !!!.

Dicho esto, les recomiendo la lectura de la Saga de Los Juegos del Hambre. Este segundo libro es muy profundo, desde el punto de vista de una persona cualquiera o de la vida misma. Ya no se trata de Katniss y Peeta, la lucha ahora es de todos.

Es una historia grande, llena de pasión y tremendamente emotiva donde conocemos una “versión” del amor completamente diferente porque no sólo se detiene en la relación sentimental de una pareja o la necesidad de logar el bien común, sino que nos presenta como seres humanos, con defectos y virtudes que podemos hacer una gran diferencia en nuestro entorno si llegamos a dejar de lado nuestras diferencias y prejuicios iniciales y aceptamos que cada uno es tan valioso como el que está a nuestro lado y por eso somos capaces de darlo todo realmente por alguien más, aunque esto implique nuestra aniquilación y lo hacemos sin recriminaciones. Nos hace querer hacer y no sólo pensar, porque está bien que pensemos las cosas, pero de nada sirve si todo se queda en nuestro interior.

Conocerse y respetarse a uno mismo tanto que ni la más atroz de las intervenciones pueda borrar nuestra esencia, es admirable y creo que es una versión de amor maravillosa porque un ser así, sabe lo que es realmente amar. Pero de esto les hablaré más adelante cuando veamos “Sinsajo”.

Cabe destacar que pese a lo fuerte de la trama a nivel emocional, hay mucha acción y, aunque no lo crean, mucha diversión. Creo que por esto la siento tan hermosa, porque es como la vida misma.

Eso sí, recomiendo que busquen el momento adecuado para leerla. En serio la trama es fuerte y puede hacer que uno se meta en un círculo de desesperación haciéndonos olvidar, por la frustración de ver lo lento que nuestras acciones pueden avanzar, que lo importante es ir hacia adelante haciendo siempre lo correcto. El fruto llegará cuando tenga que llegar.

¡Espero la disfruten mucho!.

Saludos,

P.s. Si tienen algún tema que quieran tratar, me los ponen en los comentarios y así hago un post aparte donde podemos hablar sin temor a dar spoilers a quien no haya leído la saga.

Anuncios

Un pensamiento en “Recomendación Literaria. Los Juegos del Hambre. Libro 2. “EN LLAMAS”. Suzanne Collins.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s