Impresiones de “Los Miserables”. Anne Hathaway, Hugh Jackman, Samantha Barks, Eddie Redmayne, Colm Wilkinson, Russell Crowe, Sasha Baron Cohen, Helena Bomhan Carter, Daniel Huttlestone, Isabelle Allen, Amanda Seyfried

Creo que desde los tiempos de TORMENTA PERFECTA no lloraba de la forma en que lloré viendo Los Miserables. Las razones son muy diferentes desde el punto de vista “sentimental”, pero es la única “referencia” que puedo dar al respecto.

Debo decir que la vi el último día que la estaban presentando en Multiplaza, así que llega un poco tarde mi recomendación, pero quien no la vio y quien la vio también, bien podría invertir en comprarla para tenerla en casa… es de esos “clásicos” que uno quiere tener siempre a mano.

Como sinopsis, podríamos usar las palabras de Victor Hugo, de cuya pluma proviene la inspiración para este musical:

El ser humano sometido a la necesidad extrema es conducido hasta el límite de sus recursos y al infortunio para todos los que transitan por este camino.

Trabajo y salario, comida y cobijo, coraje y voluntad, para ellos todo está perdido. La luz del día se funde con la sombra y la oscuridad entra en sus corazones; y en medio de esta oscuridad el hombre se aprovecha de la debilidad de las mujeres y los niños y los fuerza a la ignominia. Luego de esto cabe todo el horror. La desesperación encerrada entre unas endebles paredes da cabida al vicio y al crimen…

Parecen totalmente depravados, corruptos, viles y odiosos; pero es muy raro que aquellos que hayan llegado tan bajo no hayan sido degradados en el proceso, además, llega un punto en que los desafortunados y los infames, son agrupados, fusionados en un único mundo fatídico.

Ellos son “Los Miserables”, los parias, los desamparados.

Victor Hugo, Los Miserables

POSTER DE LOS MISERABLES 2012

Mi relación con Los Miserables se remonta a la película de 1998 protagonizada por Liam Neeson (Jean Valjean), Geoffrey Rush (Javert), Uma Thurman (Fantine) y Claire Danes (Cosette), que dicho sea de paso, me gusta, sobre todo las actuaciones de Neeson y de Rush y la interacción entre sus personajes.

En cuanto a la novela, no la he leído porque siempre me han dicho que es más un “tratado político” que una “novela romántica” y la política “formal” y yo no nos llevamos muy bien en cuanto a literatura. La verdad, simplemente no le he dado la oportunidad pero ya me tocará, algún día, espero :D.

En mis muy limitados conocimientos puedo decir que la película no sólo es hermosa, sino conmovedora hasta las lágrimas, literalmente hablando. Si hubiera tenido cuatro actores solamente, no habría parado de llorar ni un segundo. Afortunadamente, la trama se “relaja” en varios momentos y pude “respirar”.

LOS MISERABLES - HUGH JACKMAN

La hermosura a la cual me refiero no radica solamente en las voces de los actores como cabría esperarse siendo este un musical, sino en el poder interpretativo, sobre todo en el poder interpretativo. De hecho, la potencia de la interpretación es tan grande que convierte en “perfecta” una voz que para cualquier experto no pasaría de “corriente”. Obviamente no soy yo ese “experto” para decir cuál voz lo es y cual no, pero sí puedo hablar de lo que me hicieron sentir y, eso, fue maravilloso.

En este sentido, yo le hubiera dado el Oscar a Hugh Jackman. No ví Lincoln, pero para mí, solo con el grado de dificultad que propone “filmar” un musical “en vivo” y lo bien que lo hizo Hugh, ya tenía varios puntos extras con respecto a los demás competidores para este premio.

No me atreví antes a ponerlo como mi primera opción (en los Oscares 2013) porque tenía tantas expectativas acerca de esta película que decidí mejor esperar, pero Hugh Jackman hizo un gran papel, tanto, que puede decirse que es, en sí mismo, una cuarta parte de la película.

LOS MISERABLES - ANNE HATHAWAY - FANTINE

Otro cuarto lo compondría la actuación de Anne Hathaway que marca un “antes” y “después” en el desarrollo de la trama. Por sí sola llevó el peso de la presencia femenina en la primera parte (compartida con Hugh Jackman), no sólo en la trama, sino en la voz. Cuando ella “desaparece” de escena, la batuta queda al mando de Hugh Jackman solamente quien se va en solitario hasta la aparición de Marius y Eponine, cuya química, en serio, ¡es perfecta!, tanto que esta pareja, pese a no ser la “segunda principal”, conforma un cuarto más del todo.

Yo creo, nuevamente apelando a la licencia que me permito tomar como aficionada en esto de comentar acerca de estos temas, que las Voces de Samantha Barks y Eddie Redmayne son, de las “principales”, las mejores. ¡Soberbias!. ¡Hermosas!. ¡Conmovedoras!. ¡Tan melodiosas!. ¡Tan románticas!, sí, quizá sea esta última la mejor descripción. Son la contraparte perfecta para la “potencia” de Hugh Jackman y Anne Hathaway. Donde los segundos aportaron “dolor”, Samantha y Eddie aportaron la magia del “amor”, el de ella “no correspondido” y el de él, “fraternal”.

LOS MISERABLES - EPONINE Y MARIUS

El último cuarto comprendería el resto, elenco incluído y con esto no quiero decir que sea lo menos importante porque corresponde a lo que comenté al principio, la parte sin la cual yo, particularmente, me habría asfixiado.

El conjunto de los Thénardier con un Sasha Baron Cohen y una Helena Bonham Carter al frente, unos coros masculinos hermosos, unos actores infantiles crecidos en escena, una fotografía muy buena y suficientes elementos “patriotas” como para convencerme, hacen del total una GRAN Y MÁGICA PRODUCCIÓN.

Yo nunca pensé que llegaría el día en que podría ver a Bellatrix Lestrange, perdón, a Helena Bonham Carter, vestida de colorines y catando. Oh sí, ¡en mi mente la ví a Helena vestida de negro!. ¡Fue Genial!. Amo a esta mujer. ¡Es tan “naturalmente” excéntrica!. Y Sasha estuvo impecable en su papel de caballero de cuarta 😀

LOS MISERABLES - ELENA BONHAM CARTER Y SACHA BARON COHEN - Los Thénardier

Los niños estuvieron geniales, incluso Isabelle Allen que aprovechó al máximo su cortísima aparición como la niña “Cossette”, igual que Colm Wilkinson en su más corta todavía participación como el Obispo de Digne (¡¡¡Me encantó Colm!!!). Daniel Huttlestone por su parte, llevó muy bien su participación tanto interpretativa como  vocal en su papel de Gavroche.

De la fotografía, la escenografía, el maquillaje, el vestuario, los efectos especiales y demás asuntos técnicos, hasta la puesta en escena, “salvo uno que otro detalle”, fue tan imponente como se espera de una producción como esta.

Pese a no haber ido nunca a un musical ni en mi país ni en ningún otro lado, los he visto por la televisión (me disculpo con quien lo considere poca cosa) y creo que es normal que hayan “solares” en los que la “tensión” baja, sobre todo ahora en los llamados “modernos” (creo que es una “medida” que se ha tomado con todo tipo de sistema de entretenimiento). A esto llamo yo “detalles”, que no es más que las escenas que le dan continuidad a la trama en un vaivén que permita al público disfrutar más de lo momentos álgidos.

Por ejemplo, la escena inicial en la que se ve como cientos de hombres halan las sogas para acomodar el barco es sencillamente magnífica para efectos visuales, sin embargo, yo particularmente sólo vi y escuché a uno: Jean Veljan.

FOTOGRAFIA

Los coros femeninos de la parte que describe lo sucedido en la fábrica me resultaron muy “agudos”, de hecho, todas las voces femeninas de la película, incluyendo la de Anne en “grupo” y excluyendo a la de Samantha, me parecieron muy agudas. Creo que un coro que represente a “cotillas malintencionadas” hubiera sido mejor presentado con una voz más grave, en un tono que permitiese percibir lo “vulgar” de la situación y los personajes que rodeaban a Fantine. Así y todo, funcionan. Cosa diferente son los coros masculinos. Hermosos, pero en ocasiones, no percibí ni la potencia del patriotismo, ni la impaciencia de la espera. Es decir, las voces estaban perfectas para mí, pero bajas en “intensidad” interpretativa, pero si tuviera que escoger entre los coros femeninos y los masculinos, me quedo con los masculinos.

Y ya que estamos, diré que cuando escuché la canción “en vivo” en los Óscares, me pregunté ¿porqué escoger a Russell Crowe para un musical de este tipo si su educación vocal para el canto parece ser limitada?. ¿Hubiera quedado mejor otro?. Pero, luego de ver la película me hice otra pregunta: ¿Hubieras quitado a Taylor Lautner de Eclipse porque no te gustaba su tono de voz en ese momento?. La respuesta a ambas preguntas fue: NO.

Este Javert logró que empatizara con él. Russell Crowe lo mostró como una “víctima” también y ¿no son todos víctimas en una guerra?. ¿No es eso lo que quiso decir Víctor Hugo en su obra y que se puede deducir del texto que puse al inicio del post?. “Estaba cumpliendo su deber”, repetía Veljean una y otra vez… y ¡es verdad!. Por más odioso que fuera, estaba haciendo cumplir la ley que había jurado proteger. Obviamente en esta versión se introdujo un elemento importante: Veljean roba para su sobrino, no para sí. En la versión anterior, Veljean robaba porque él tenía hambre y es allí donde radica quizás la diferencia, porque cualquiera podría empatizar con alguien que roba pan para su sobrino moribundo, pero también, cualquiera puede entender la actitud de Javert, sobre todo cuando él mismo pasó hambre y no sucumbió al delito.

LOS MISERALES - JAVERT - RUSSEL CROWE 1

Me encantó la parte en la que Javert coloca su medalla sobre el pecho de Gavroche.

El caso es que en esta ocasión me pareció claro a la primera porqué rayos se suicidó Javert: ¡Convicción!. ¡Honor!. O una combinación de ambos, en cambio, tuve que ver la versión de 1998 dos veces para escoger entre “soberbia”, “vergüenza” o “agradecimiento”. En ese momento decidí que había sido “soberbia” porque Rush se mostró arrogante en toda la película, incluso cuando se “disculpó” “sinceramente” con Veljean. Al momento de lanzarse al agua, mis ojos lo “vieron” gritar ¿crees que como es mi cuerpo no lo haré?. Yo soy capaz de cumplir la ley aún a mis expensas ¡porque yo soy superior a ti!. El Javert de Crowe como comenté antes, está enmarcado en un contexto diferente. Era su deber. Javert era un agente que venía de lo más bajo y había luchado toda su vida para proteger la ley y lo que hizo Veljean con él, fue convertirlo en lo que más odiaba, un corrupto, un perjuro, que para su modo de ver era lo mismo. No podía permitir que su nombre se manchara con la ignominia de la mentira, su “honor” estaba en juego y por eso ofreció su vida, para defender aquéllo en lo que más creía. El Javert de Crowe resultó “vulnerable”, hubo duda, lo que hizo que se viera “humano”. Con tremenda historia, la voz para mí, fue lo de menos, de hecho, sentí que su voz hacía que su personaje fuera “correcto” que viene a ser lo mismo que menciono con lo de las “voces agudas” de lo coros femeninos, demasiado “arregladas” para esta historia.

En resumen: ¿Qué no me gustó?: ¡Nada!. En conjunto todo fue “perfecto”, por eso, como comenté al principio, bien pueden buscarla para tenerla en casa como uno de esos clásicos del cine a los que recurrimos a veces en una tarde de ocio y porqué no, hasta podría tomarse como referencia para algunos temas como la fe (Obispo de Digne), la honestidad (Veljean), el amor (Éponine), etc.

Si tienen oportunidad de verla, ¡qué la disfruten!. Si ya la vieron, ¡nos vemos en los comentarios!.

Saludos,

4 pensamientos en “Impresiones de “Los Miserables”. Anne Hathaway, Hugh Jackman, Samantha Barks, Eddie Redmayne, Colm Wilkinson, Russell Crowe, Sasha Baron Cohen, Helena Bomhan Carter, Daniel Huttlestone, Isabelle Allen, Amanda Seyfried”

  1. Hermoso post como siempre cariño. Siempre los leo, pero nunca comento, aunque esta vez debia hacerlo porque esta película de verdad me encantó, la amé. Yo soy un fan del musical, lo he escuchado muchas veces, tanto en inglés como en español (escucha la version española del musical, porque te juro que te va a encantar) Yo leí la novela y debo decir que, a pesar de ser una musical, esta version es la más fiel a la obra de Victor Hugo, sobre todo porque conserva a todos los personajes en incluso hace un trabajo hermoso con Eponine. Es raro que no hayas mencionado a Cossete en tu analisis.
    Con respecto a Javert creo que esta version pudo leerlo y nos dio el espacio para poder entenderlo finalmente. En la novela hay un pasaje en que él redacta un informe antes de su suicidio y comenta acerca de la utilidad que tuvo la guerra y la revolución de Junio. Eso nos permite entender su personaje. Te recomiendo encarecidamente la novela, contiene muchos pasajes de contexto político, pero no se hace pesado la verdad y las historias de Valjean, Javert Fantine y los demás estan muy bien relatada. Pero por favor alejate de la version española antigua de la novela, donde el personaje se llama JUAN Valjean.
    En resumen, muy buen post y hermosa película que ya he visto por lo menos seis veces, cuatro en el cine dos en casa 🙂

    Una cosa aparte creo que de verdad Hugh Jackman debia haberse ganado el Oscar sino fuera por la enorme actuacion de Daniel Day Lewis (y el peso político de ser Lincoln, claro) porque cuando uno ve la película uno no ve el actor Daniel Day Lewis se pierde en su papel, está irreconocible. Así que yo estoy de acuerdo en su eleccion para el Oscar. Aunque podrian haber hecho lo del empate, ambos se lo merecían por igual.

    Cuidate muchisimo y un beso enorme.

    1. Lo que pasa es que en esta versión, Cossette no me pareció que era un “punto focal”, sino parte del conjunto que hace el “ultimo cuarto” en que dividí la obra donde están todos los actores y demás, no sé si me explico. En la historia para mí es a penas un adorno, muy bello y correcto en su papel y de hecho, con más presencia activa que en la versión anterior, pero un adorno (la única escena en la que me atrapó, fue cuando llegó al convento y lloró a los pies de Veljean). O tal vez sea que Epponine me deslumbró (by the way, la voz de Cossette me pareció muy aguda).

      Yo todavía no he visto Lincoln (las películas de este tipo de corte nunca me han llamado la atención) pero entiendo el que se evalúe la precisión con la que al actor asume su rol, pero si a esas vamos, teníamos varias películas en las cuales cada uno de sus actores se “metió en la piel de su personaje” con la diferencia de que Jackman tenía un plus: la dificultad que le imponía “cantar en vivo”. Esto sin mencionar los drásticos cambios físicos a los que tuvo que someterse (bajar de peso, subir de peso, etc.)

      By the way, NECESITO QUE ANNE HATHAWAY SUBA DE PESO. ¡Es demasiado lo que ha bajado!.

      Gracias por comentar, mi estimado caballero. Se le extrañaba por aquí.

      ¡Un besote!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s