Cine Retro. “Uptown Girls”. Brittany Murphy, Dakota Fanning, Jesse Spencer, Donald Faison, Marley Shelton…

Viendo House, puse en palabras lo que siempre he pensado, que para mí, Chase es lo máximo después de House y entonces Flor (¡¡¡Gracias Flor!!!) me pasó un link de una parte de esta película en donde vemos y escuchamos cantar a Jesse Spencer con su encantador acento australiano, muy marcado, a Dakota, bailar una pieza libre de ballet y a Brittany observar todo, extasiada.

Me propuse ver la película y resulta que por casualidad del destino, la pasaron por cable. Pronto me dí cuenta  de que ya la había visto, una partecita por lo menos, pero, con tamaña referencia anterior, me instalé a verla y ¡¡¡ME ENCANTÓ!!!.

Sinopsis:

Molly (Brittany) es la hija de una estrella de rock que falleció junto a su esposa en un accidente de avión cuando ella era muy pequeña. Desde entonces, ha vivido de fiesta en fiesta sin preocuparse por absolutamente nada, de hecho, nunca supo nada de sus finanzas hasta el día en que le cortaron todos los servicios en su apartamento y le anunciaron que su abogado se había llevado consigo toda su fortuna y que pasaría mucho tiempo para que pudiera recuperar, por lo menos parte de ella. Mientras tanto, debía conseguir un empleo.

Sola y completamente incapaz de mantenerse a sí misma, pide ayuda a sus mejores amigos, uno de los cuales, Huey, le consigue trabajo como niñera de la hija de su jefa, “Ray” (Dakota), una niña inteligente y temperamental que se refugia en una actitud madura para no sucumbir ante la pena de haber sido abandonada por su padre, quien permanece en coma y por su madre, quien no le presta atención en absoluto.

La convivencia hará que ambas chicas se conviertan en las mejores amigas y aprendan, cada una, lo mejor de la otra: Ray, de la espontaneidad y alegría de Molly y Molly, de la madurez y buen juicio de Ray.

Cuando todo empezaba a tomar buena forma, ocurre un evento fuera del alcance de ambas y se separaran, pero Molly no está dispuesta a abandonar esta vez…

***

Of Course, yeah, Jesse participa en la trama. Al principio su personaje no está bien definido en el sentido de que no es fácil ver más allá de sus modales rudos, de hecho, si no fuera por su argumento inicial en el que le pide a Molly que “ordene” su vida porque el simplemente no puede vivir a su modo, uno podría llegar a odiarlo, pero al final, resulta ser y estar tan perdido como lo estuvo Ray hasta que Molly los enseñó a ambos a “relajarse” y disfrutar de la vida, aunque ya sin los excesos del pasado.

Ambos, Ray y Neal, se tropezaron con el torbellino Molly y le restaron velocidad, pero no fuerza, aunque parezca incongruente, todo lo contrario, entre más centrada aprendía a ser Molly, más crecía y en consecuencia, más en evidencia quedaba la absoluta vulnerabilidad de los dos primeros.

***

En general, para mí la película es acerca de la “confianza” y del “alcance” que puede tener una persona sobre la vida de otra cuando existe un verdadero interés de conocer, compartir y sobre todo aceptar, lo cual no significa “dejar hacer”. Cuando Molly conoció a Neal, no le importó absolutamente nada de él, de lo que deseaba, de lo que esperaba de la vida y él sencillamente no pudo soportar el completo caos en el que vivía Molly. Se lo dice y terminan. Mas adelante, Neal vuelve y le dice que desde que se vieron la última vez, él no ha podido componer nada (él es músico) porque ella es su “musa” y ya no está. Ella muy dolida, solo puede pensar en que Neal la busca solamente para poder volver a crear. Le dice que se aparte de su camino pero él, en vez de hacerlo, la enfrenta y le dice: “Así es como haces las cosas?. Cuando nos conocimos no estaba preparado para esto, ahora que lo estoy, tu decides alejarte”.

Es curioso. Llegados a este punto, uno podría colocarse del lado de Molly por empatía, sin embargo, si se recuerda el inicio de la película y la errática actitud de Molly (que intenta deshacerse de Neal pidiendo a Ingrid, su amiga, que “la salve” para luego llorar desconsolada cuando Neal anuncia que no puede seguir por su camino y se va, haciendo que Molly se empecine con él), entonces yo, particularmente, le doy la razón a Neal, es decir, efectivamente hay personas que “no están listas” y que cuando consiguen lo que se supone que desean, lo dejan escapar simplemente porque nunca supieron que era aquéllo que deseaban.

Moraleja: ¡Cuidado con lo que deseas!, la vida puede escucharte y concedértelo. 🙂

En cuanto a actuaciones, todos lo hicieron muy bien. Si tuviera que escoger a uno como que el más, sería Dakota sin dudarlo: MY GODNESS, ESTA NIÑA ES INCREÍBLE, pero eso ya lo saben, tiene en su haber muchas pruebas de ello.

A nivel “musical”, que hermosa voz la de Jesse. ¡Wao!.

En fin, la película es hermosa y a pesar de una que otra escena medio subidita al principio, puede ser vista por cualquier público. Es muy clara.

Si tienen oportunidad de verla, ¡espero que la disfruten!.

Saludos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s