El respeto, los buenos modales y el espíritu deportivo en Londres 2012.

Dar click en la imagen para ver el video

¿Saben?. De esto es de lo que se trata.

1. A nivel deportivo, este comportamiento es sencillamente ejemplar. El deporte no sólo sirve para mantener tu cuerpo “in shape”, sirve para que tu mente y tu espíritu estén en “orden” también y sólo un espíritu relajado, sereno, puede darse cuenta de lo que sucede a su alrededor, más allá de sí mismo, más allá de su propio Yo.

Esto hubiera pasado completamente desapercibido, de hecho, la mayoría de las entrevistas se dan en estos momentos: Mientras uno compite se aborda a los otros, porque es el tiempo disponible y el tiempo “vale oro”. La cosa es que no cualquier persona es capaz de dejar pasar “su tiempo” (su oro) para que otra disfrute de “su tiempo” (su oro). Pero esto es parte del Espíritu Olímpico. Ambas cosas.

Por un lado, vemos la emoción que embarga a un atleta que se ha superado a sí misma y ha obtenido como recompensa una medalla. En el rostro de la estadounidense Sanya Richards, además de Orgullo, se ve “Emoción”. No es que el “orgullo” sea malo ni nada por el estilo, es sólo que es hermoso ver como una persona respira cortito con todas las emociones a flor de piel mientras escucha el himno de su nación y ve ondear su bandera en un puesto destacado.

Nunca me he ganado una medalla pero sé lo que es escuchar el himno y ver tu bandera y que el pecho se te apriete porque no te cabe dentro la emoción que te embarga. Sanya, Felicidades. Y al nombrarte a tí, nombro a todos los atletas, a todas las personas que de una u otra forma son capaces de emocionarse por lo que la vida les ofrece, sobre todo cuando les cuesta un muy gran esfuerzo conseguirlo.

El otro punto a destacar es la buena educación que desemboca en el respeto.

Cualquier persona pasaría esto por alto, pero, ¡qué bien habla de su hogar y de si mismo este hombre!. La Educación y los Buenos Modales, sobre todo el respeto, es algo que nos debe acompañar en todo momento, incluso en los momentos en los que somos el centro del mundo. Es precisamente en estos momentos cuando más los necesitamos porque fácilmente podemos perdernos. El Ego es una fuerza muy potente y aunque particularmente no soy de las que piensa que es malo, sé que es mejor cuando está combinado con respeto. Entonces, el Ego pasa a ser una Cualidad porque te permite apreciar en su amplio espectro a aquél que tienes en frente y respetarlo como a tu igual. Si todos en este mundo fuéramos “humildemente egocéntricos” las cosas serían muy distintas.

2. En contraparte, está el asunto del Poder. Cuando una persona ostenta poder, ya sea a nivel Intrínseco (el que sólo poseen las personas bendecidas con el Don del Liderazgo) o Cultivado (el que te ganas a través de otros haciendo tu mayor esfuerzo) y sabe como utilizarlo, es una bendición para la humanidad entera. Y no tiene que ser un premio nobel, ni alguien destacado especialmente por algo, todos podemos ostentar esta clase de poder a la que me refiero haciendo pequeñas cosas pero es en el caso de las personas “públicamente poderosas” cuando tiene un impacto mayor, porque sencillamente, su alcance es mayor. Es como lo planteó Mandela en un momento dado de su vida: “Si el Rugby llega a millones, pues hay que usarlo”.

En este punto debo elogiar no sólo a Bolt por prestar atención a lo que sucede a su alrededor y mostrar respeto a sus colegas sino a la actitud de la periodista.

Quizás simplemente no se dio cuenta cuando inició el Himno, sólo estaba haciendo su trabajo, pero al momento en que Bolt le hace ver que están a punto de tocar el himno, su rostro denota desconcierto (¡Ups!) pero no molestia. Quizás otro tipo de comentarista hubiera alzado las cejas despectivamente y hubiera cambiado su tono, pero ella no y la felicito.

Siempre se ataca a la prensa porque dice, pregunta o hace cosas que nos parecen fuera de lugar a la mayoría, pero, viéndolo desde este punto de vista, ¿no será por culpa de nosotros mismos?. Y si nosotros somos los responsables por permitirlo, ¿como podemos quejarnos?. Creo que en esto debemos trabajar todos para mejorarlo.

3. Esto nos lleva al tercer punto. SER CONSECUENTES. Bolt tampoco fue irrespetuoso con la comentarista como se espera Uno al leer el título de la notas. Entonces, para mí, este es un hombre “consecuente” con sus actos. Es igual en todos lados. No busca demostrar nada, es así con todo el mundo.

Pero, aún cuando algo se haga por demostrar o tratar de enseñar algo a alguien más, debemos ser consecuentes. Si en este caso, él hubiera sido descortés con la comentarista, su “gesto” no hubiera sido el mismo porque, por el contrario, sólo hubiera querido decir que “respeta” a los que considera “sus iguales” y que hay personas que no lo son. Siempre ha sido importante que todos entendamos que somos iguales, que venimos del mismo lado y que vamos para el mismo punto, pero en estos tiempos de tanta violencia y situaciones difíciles, esto es más importante aún, así que es excelente que podamos ver una muestra de lo que esto significa.

A todos los implicados, FELICIDADES. ¡Gracias por el buen ejemplo!.

Habiendo expuesto los puntos anteriores, dejo unas “flores marchitas” para la Prensa (no el periódico en sí, sino todo el conjunto) de mi país por el que considero un pésimo manejo de la cobertura de nuestros atletas.

Si bien estoy consciente de que nuestros niveles han mejorado notablemente y que como país estamos ansiosos de recibir y compartir la victoria, me parece no sólo de mal gusto sino INJUSTO el trato que les hemos dado a nuestros atletas, todos ellos, incluyendo por ejemplo a la Selección de Fútbol de Panamá que tiene que aguantarse el consabido: “Juegan como nunca y pierden como siempre” (¡como me molesta esta frase!).

Si hubieran estado libando por allí, llevándose una mala vida o si hubieran ido a las Olimpiadas a hacer un papelón por mostrar espíritu antideportista o lo que es peor, un examen de dopaje positivo, ALLÍ HUBIERAN MERECIDO, NO NUESTRAS CRÍTICAS, SINO NUESTRA DESAPROBACIÓN. Siento que en estos casos sería incluso más cuestión de “decepción”. Pero no es el caso. Cada uno de los 8 atletas que fueron a Londres a competir en su nombre y bajo nuestra bandera (al igual que todo aquel que  ha competido y compite dentro y fuera de nuestro país en lo que sea), lo dieron todo de sí y merecen no sólo nuestro respeto sino nuestro agradecimiento por, en primer lugar, PONER NUESTRA BANDERA EN EL TABLERO.

Ninguno de ellos nos debe nada, LITERALMENTE HABLANDO, ni como personas, ni como ciudadanos, más que el respeto humano a cada quien. Que deseen compartir con nosotros su felicidad y el honor que nos hacen de competir con nuestra bandera no implica que nos deban algo y por esto no deberían bajar la cabeza y sentirse avergonzados. No se merecen notas como esta:

Redacción La Estrella Online
2012-08-08 — 5:31:00 AM — La taekwondista panameña Carolena Carstens, perdió la madrugada de este miércoles 8 de agosto, la posibilidad de una medalla de oro (en esa disciplina) para el país centroamericano en los juegos olímpicos de Londres 2012, al perder 7 a 2 ante la española tricampeona del mundo y tetracampeona de Europa, Brigitte Yagüe. (Que by the way tiene 24 años y Carolena sólo tiene 16 y es su primera competencia olímpica)En entrevista telefónica realizada por RPC a Carsten, la atleta lamentó la derrota y se disculpo con Panamá por no llegar más lejos.

Las Disculpas las doy yo, Carolena, a ti y a todos tus compañeros por nuestro mal comportamiento, nuestra poca visión y nuestra falta de respeto al hacerlos sentir como si no fueran nada después de tanto esfuerzo y de tanto choque emocional que han tenido que pasar para llegar a donde están.

OJO: NO ESTOY SIENDO CONDESCENDIENTE. YO TAMBIÉN HUBIERA DESEADO TENER UNA MEDALLA MÁS EN NUESTRO HABER, pero el hecho es que para mí solo el día en que tengamos una villa olímpica o deportiva de primera en la que puedan entrenarse como atletas de élite de TIEMPO COMPLETO, subsidiados por nuestros aportes personales y/o por nuestros impuestos y que tengan una posición privilegiada dentro de los organismos a los cuales se suscriben, ese día será el día en que alguien podrá decirle a un Atleta: ME DECEPCIONASTE, NO HICISTE TU TRABAJO. Mientras tanto DEBEMOS AGRADECERLES POR EL ESFUERZO QUE HACEN DÍA CON DÍA PARA SUPERARSE A SI MISMOS Y PONERNOS EN EL MAPA.

¡MUCHAS GRACIAS A NUESTROS ATLETAS Y A LOS DEL RESTO DEL MUNDO
POR PERMITIRNOS DISFRUTAR DE SU ESFUERZO Y DEDICACIÓN!.

P.s. ¿Con qué cara nos atrevemos a ningunearlos cuando permitimos que por 8 atletas vayan 40 DELEGADOS?. En serio, no tenemos nombre. Esa inversión hecha debería haber sido para “foguear” a los atletas en competencias internacionales, las que más se pudieran, para que aprendan a relajarse. Esa es la diferencia que podemos ver ahora en la Selección de Fútbol de Panamá que ahora se le para a cualquiera con respeto pero sin nervios, de frente. Espero que llegue el día en que esto suceda con los demás deportes y las demás disciplinas de cualquier competencia.

Artículos relacionados:

Invictus. Morgan Freeman y Matt Damon. Del respeto, la tolerancia y otras cosas más.

Un pensamiento en “El respeto, los buenos modales y el espíritu deportivo en Londres 2012.”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s