Antecedentes de “Los Juegos del Hambre”. (Ref. Crepúsculo y Cazadores de Sombras). ¡Atención Spoilers!.

:) ¡ PAZ ! :)

No me sorprendió mucho ver esta serie de comparaciones en la página de MSN hace un tiempo debido a que estos libros tienen muchos puntos en común y aunque no los tuvieran, este tipo de comparaciones va más encaminada a los “fandoms” que a la misma trama en sí, así que era de esperarse. No obstante, me gustó ver a “Peeta” Vs “Jacob”. Para mí, comparando ambas sagas, “Peeta” es a los JDH lo que “Jacob” a Crepúsculo y otro tanto se da entre Edward y Gale y entre Bella y Katniss, aunque debo decir que la personalidad de Gale está matizada con algunos rasgos propios de Jacob Black (Es como si Collins hubiera tomado a Jacob y lo hubiera dividido en dos, dejando en Peeta al ser más puro y fuerte y en Gale, toda su explosividad).

Cabe destacar que el personaje de Peeta es para mí tan hermoso, tan perfecto, que hasta le he encontrado ciertos rasgos de Severus Snape y señores, todos los que me conocen saben que decir esto, ¡es el mejor halago que podré hacer nunca a un personaje! XD. (SI, SOY TEAM PEETA, aunque si fuera inmortal no tendría ningún inconveniente en compartir una vida con Gale XD).

Veamos algunas de las características de los personajes de LJdH con respecto a las que para mí son sus referencias literarias más actuales (supongo que Collins tendrá mil referencias como sucede con Cassandra Claire que tengo entendido que es fanática de Harry Potter y hasta escribió un FanFic de esta saga llamado La trilogía de Draco, que es una “biografía” de Draco Malfoy de Harry Potter. 😄 ¿Leíste alguna vez ese fanfic?.), pero nos concentraremos en las más obvias.

A nivel individual, Katniss es una “niña” que debe hacerse cargo de su familia por la “irresponsabilidad” de sus padres sobre todo de su madre, en el caso del padre es involuntaria porque está muerto. En esencia pasa lo mismo que con Bella, solo que en el caso del padre de ésta, éste está lejos y no muerto, pero es tan poca la convivencia que sencillamente su status es casi “ausente”.

Gale parece ser el que lleva a cuestas una mayor “carga” emocional “previa” a su encuentro con Katniss, debido al peso que ha tenido sobre sus hombros desde muy pequeño: a los once años ya tenía que cazar  ilegalmente para alimentar a su familia debido a la situación político-social de su país. A su vez, Edward llevaba a cuestas la suya por tener que cazar para alimentarse y con esto, considerarse un ser “maldito”. Cien años atormentándose, pese a que en su momento consideró que había sido buena idea alimentarse de gente “mala”, pasó su factura en cuanto a su personalidad.

Peeta es un chico sencillo, fuerte, inteligente, de aquéllos que se “involucra” y hace lo que su deber, pero  sobre todo su conciencia, le dice que tiene que hacer, sin temer ni un poquito a las consecuencias (pero sin ser estúpido, claro, ¡No es un Ned Stark!) y sin hacer alardes de ello. Dice lo que siente y, aún así, se lo traga y es capaz de darle a Katniss todo de él, incluyendo su vida… todo esto sin dejar de luchar por el amor de la chica y por sus ideales como persona. Esto podría ser perfectamente un resumen del perfil de Jacob Black.

En cuanto a la relación interpersonal entre los tres, Katniss le gustaba a Peeta antes de “reencontrarse”  e iniciar un tórrido romance de cara a los Juegos, sin embargo, “Gale” aparece como si hubiera sido el primero en la vida de Katniss desde el punto de vista de Katniss, aunque Peeta siempre estuvo muy presente en su vida desde mucho antes que Gale, igual que Jacob y Edward respectivamente de Bella.  Peeta parece ser el más centrado y aunque sufre el aparente “desamor” de Bella, está con ella 1,000%, siempre teniéndola como su prioridad, pero sólo en cuanto a su propia vida se refiere, ya que, a diferencia de Gale/Edward, el no es capaz de dejar de lado sus responsabilidades para con la gente que quiere y/o la gente que se supone debe proteger, igual que Jacob tampoco es capaz de dejar de lado su responsabilidad para con los humanos que juró proteger.

Particularmente, mi relación con estas obras ha sido “íntima” y no sólo por el momento en que las leí, sino por ese toque de “realidad” (más que nada a nivel “sentimental”) que te hace empatizar con ellas, tanto, que la conexión llega a un nivel “emocional”, en diversos grados. Con esto quiero decir que el efecto de cada una de ellas varía. Yo por ejemplo con Crepúsculo me muero de la risa, pero también me estreso sobremanera con sus vaivenes, sobre todo en lo que toca a Jacob Black. Con “Cazadores de Sombras” la cosa es divertida, pero es tan “correcta”, que más bien la sensación que tengo al leerla es de “relax”, pero con los juegos volvemos a la ansiedad y a la emotividad que sólo con Harry Potter pude sentir (¡Vine a llorar en el último libro con el entierro de Dobby y con un sólo libro de los Juegos me partí a chillar desconsolada, claro, la referencia era la misma que en Harry Potter, “el entierro de la inocencia“, pero si nos vamos a “cantidad de libros”, ¡es todo un record!).

Sólo he leído el primero y la mitad del segundo aproximadamente de los Juegos del Hambre, pero he leído cada uno de los libros de la Saga Crepúsculo (incluso los libros anexos, desde el comic, parte 1, hasta los anexos de las películas y/o las biografías de los personajes principales) y cada uno de los libros de la Saga Cazadores de sombras (que son 5 publicados por ahora) por lo cual puedo decir que, si estas tres sagas hubieran sido una, sus personajes podrían verse como si del mismo se tratara, pero que fuera “madurando” con el tiempo. Es como con las películas: Batman empezó siendo una cosa y a la fecha, la nueva “versión” es diferente “casi” completamente de la primera aún estando presentes los mismos elementos que en la primera versión.

En cuanto a la trama, vayamos a lo específico. Utilizando la misma analogía que usé en su momento para comparar las portadas de los libros de Harry Potter, puedo decir lo siguiente:

En Crepúsculo encontramos a Bella, una joven introvertida que ha ocupado su tiempo y esfuerzos en cuidar de su madre y de ella misma, es un alma “solitaria” que no tiene muchos “impulsos” por los cuales dejarse llevar. Recién cumplidos sus 17 años y con su madre recién casada, decide volver con su padre, un tipo muy buena gente pero que es tan introvertido y poco dado a las expresiones cariñosas como ella. Para ello debe mudarse a un lugar sombrío donde nunca sale el sol que tanto le gusta. En este proceso de cambio, el amor se hizo presente de un momento a otro. Este amor llenó los sentidos y luego el corazón de cada uno de los protagonistas. Con un sólo vistazo, Bella y Edward (cada uno por sus razones) quedaron prendados el uno del otro y ese sentimiento recién concebido los unió e hizo ir en pos de la “fruta prohibida”. Así pues, la manzana de la primera portada representa para mí, un amor surgido de repente así mismo como en su momento y usando la referencia histórica bíblica, “la manzana prohibida” obsequió de repente a los “primeros padres” con sabiduría. Con todo y eso, no deja de ser un amor “inocente”, nacido de la total inexperiencia y sublimizado como solo puede hacerlo alguien que vive su primera vez en todo (esto se refleja en la forma como las manos acunan la manzana).

Por otro lado, Cazadores se Sombras, libro 1, nos presenta a una protagonista que en esencia es muy parecida a Bella con respecto a su relación con su madre. La diferencia es que Clary si ha tenido a un “padre” cerca que se preocupa por ella y por su madre, liberándola un poco de la carga emocional de estar pendiente de ambas siempre. Además siempre ha contado también con el cariño, compañía y protección de su mejor amigo, quien es medio extraño para todos los demás, pero que a su vez, es la persona más TODO (desde sincera hasta valiente) que ella ha conocido. Esto la ha hecho muy fuerte y cuando Clary se ve envuelta en una situación de vida o muerte (la suya y la de los suyos), su forma de manejar los primeros sentimientos amorosos que ha sentido en la vida, es un poco diferente a lo que pudo haber experimentado Bella, pese a que ambas encontraron el amor en mundos mágicos paralelos. Lo que si comparten ambas es su férrea determinación a dejar de lado su “fragilidad humana” para defender con uñas y dientes a quienes aman, una fuerza tan poderosa como el mismo fuego, porque arrastra consigo todo aquello que esta a su lado.

Finalmente llegamos a Los Juegos del Hambre y nuevamente nos encontramos con una chica como protagonista de la historia. Katniss es muy parecida a sus predecesoras. A su corta edad debe cuidar de su madre y a sí misma, pero no sólo eso, también debe cuidar a su hermana pequeña, alguien completamente indefenso que depende entera y completamente de ella para subsistir en un mundo en el que la muerte es un “juego” que entretiene a los que más tienen. En ese entorno, Katniss conoce a Gale, un chico que está exactamente en las mismas condiciones que ella, pero que a diferencia de si misma, le importa lo que sucede más allá de los límites de su propia desgracia aunque sin llegar a atreverse a hacer algo más, no por cobardía, sino porque dejaría desprotegida a su familia condenándolos a una muerte segura. Una situación de vida o muerte, los une más que nunca, pero también une a Katniss a otra persona en la que no había reparado conscientemente hasta es momento: Igual que le sucedió a Bella y a Clary.

Ahora bien, en esta oportunidad, el “entorno” es tan diferente como las palabras “vida” y “supervivencia”. Ya no hablamos solamente de “cuidar a la madre, hacer las tareas y tratar de no meterse en problemas” y si te metes, usar tu poder mágico lo mejor que puedas, ahora hablamos de “supervivencia” pura y dura: de hambre física que hace que te arrastres por el suelo mientras ves llegar a la muerte en forma de debilidad, desesperación porque ya no puedes seguir y en casa hay dos personas que morirán contigo pero no tienes forma de llegar con ellas para, por lo menos, estar juntas y de muerte, no por proteger a quien amas, sino porque les fallaste… porque no fuiste lo suficientemente fuerte para alimentarlos…

Pero no llega… sería muy fácil. Igual que en los casos anteriores cuando sus colegas pensaban que ya no resistirían una puñalada más del destino, una luz se abre paso entre las nieblas y le da a Katniss una “oportunidad” en el peor momento de su vida para salvarla, con el único propósito de enfrentarla a una situación todavía peor, pero que a su vez la convierte del trémulo pajarillo que, caído del árbol, se debate entre la vida y la muerte, en una exuberante ave, una mezcla entre la más ordinaria de todas y una genéticamente superior, un símbolo que en sí mismo es una revolución… una chica en llamas.

A su lado, tenemos a dos chicos dispuestos a dar todo por ella mientras “ven venir a la muerte, cuadrándose para luchar contra ella y entre ellos mismos a fin de lograr el amor de la chica”, igual que en el caso de las historias que la preceden (Crepúsculo y Cazadores de Sombras). Huelga decir que en las tres, Mi Jacob/Simón/Peeta, siempre es el mejor de los tres, tanto que, hasta sus “competidores”, llámense Edward/Jace/Gale lo reconocen y se reconocen a sí mismos que el primero es la mejor opción para Bella/Clary/Katniss y que ella debería escogerlo, pero sin poder evitar seguir luchando por ella lo que nos lleva a ese juego de claros/oscuros donde entre más brillen los defectos de uno más deslumbrantes serán las cualidades de los otros y viceversa.

Este desplazamiento de protagonismo que hace que los personajes “secundarios” se conviertan en principales y viceversa debido a que todos son en sí la razón de ser del otro, me recuerda mucho a la relación entre Harry Potter y Severus Snape, sobre todo porque en todas, el “héroe” no siempre es el sospechado…

Lo que sí es completamente diferente entre estas historias, o mejor dicho, lo que va en aumento de una a otra, es la participación de las “madres” (las figuras indefensas), tan inútiles en un principio, es decir, en la primera historia, la madre de Bella es completamente ignorante de lo que sucede, en la segunda, la madre no es ignorante pero se induce un coma y es sólo mucho, mucho más adelante que decide luchar con su hija pero en la tercera, el cambio de la madre (y hermana) de Katniss es radical y en un instante se convierte en un personaje fuerte, capaz de sostener a su hija en sus momentos de debilidad.

La historia es completamente lineal pese a los “recuerdos”. Es como si la autora los hubiera usado solo para atar algunos cabos y en unas trama perfectamente detalladas: Sin los “recuerdos”, uno se puede hacer una idea de la historia perfectamente. En Crepúsculo y Cazadores de Sombras va más o menos por la misma línea.

En conclusión, hay muchas referencias ¡pero a la vez estos personajes son tan diferentes a los primeros!. Es asombroso como las tres autoras han tomado a sus personajes y han creado historias increíbles que pese a sus puntos en común, resultan completamente diferente entre sí. El contexto de cada historia es su clave y hace que CADA UNA DE ESTAS SAGAS SEAN “INDIVIDUALMENTE PERFECTAS”. Sus autoras hicieron un magnífico trabajo cada una con sus obras y, dicho sea de paso, no hubieran alcanzado el mismo éxito que tienen si no las hubieran escrito como y en el momento en que lo hicieron.

¡Gracias señoras por crear los Universos de Forks, el Mundano y el de Panem!.

P.s. Como dato curioso, debo agregar, dado que siguiendo su consejo esperé a leer “En Llamas”, TODOS  LOS PERSONAJES DE CADA SERIA SE PARECEN ENTRE SI (tanto físicamente como sus perfiles) y en las tres historias se usa un “beso” para despejar las “dudas” del triángulo amoroso, pero el resultado es exactamente lo opuesto, porque hace que este vínculo se fortalezca. 😄

Artículos relacionados:

Análisis comparativo entre la Saga de Los Juegos del Hambre y Harry Potter. ¡Atención Spoilers!.

Anuncios

12 pensamientos en “Antecedentes de “Los Juegos del Hambre”. (Ref. Crepúsculo y Cazadores de Sombras). ¡Atención Spoilers!.”

  1. Para mi me quedo con cazadores de sombras no da muchas escritura aqui pero es. Una saga que te deja marca.
    Yo soy de las de jace

    1. ¡Bienvenida Nefilim!. ¡Amo Cazadores de Sombras también!. ¡En este momento estoy REALMENTE OBSESIONADA y ANSIOSA porque llegue el último libro a mi país!.

      Mis personajes favoritos son Magnus Bane, Simón y cómo no, Jace 😀

      Si ya leíste todos los libros, tal vez te interese leer los siguientes post para que podamos conversarlos:

      “Los Instrumentos Mortales” vs “Los Orígenes”.

      Datos revelados de Ciudad de Fuego Celestial

      Saludos y ¡gracias por comentar!.

  2. Amo la saga de crepusculo y los juegos del hambre ademas los protas reales los juegos del hambre con katniss y peeta, gale es un tercero ademas solo aparece muxo en sinsajo de resto en los otros 2 libros se menciona muy pocon

    1. Hola Sara.

      ¿Tu recuerdas si Bella menciona el libro “Cumbres Borrascosas” en la saga?. Recuerdo perfectamente que leía continuamente “Romeo y Julieta” pero no recuerdo si es ella que menciona “Cumbres Borrascosas”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s