CINE RETRO. El último samurai.

EL TIGRE - EL ÚLTIMO SAMURAI

Es posible que un hombre pueda cambiar su destino? (Katsumoto)
Haga todo lo posible hasta que su destino se revele… (Algren)

Sinopsis: 

El capitán Nathan Algren es un hombre a la deriva. Las batallas que libró en otro tiempo parecen ahora lejanas e inútiles. Una vez arriesgó su vida por el honor y por la patria, pero, en los años transcurridos desde la Guerra de secesión estadounidense, el mundo ha cambiado. El pragmatismo ha reemplazado al valor, el interés personal ha ocupado el lugar del sacrificio y el honor no se encuentra en ninguna parte, especialmente en el Oeste, donde su papel en las campañas contra los indios acabó en desilusión y tristeza. En algún lugar de las implacables llanuras junto a la ribera del río Washita, Algren perdió su alma.

En un mundo completamente distinto, otro soldado ve como su modo de vida está a punto de desintegrarse. Es Katsumoto, el último líder de un antiguo linaje de guerreros, los venerados samurais, que dedicaron sus vidas a servir al emperador y a su país.

Ambos guerreros se encuentran en el punto de quiere de sus vidas… Ambos, se probarán a sí mismos. Japón los medirá y decidirá de qué están hechos en un mundo en el que la palabra “honor” parece haber sido olvidada…

“Dicen que Japón fue creado por una espada…Dicen que los antiguos dioses hundieron una hoja de coral en el océano…y cuando la sacaron, cuatro gotas perfectas volvieron a caer al mar…y esas cuatro gotas se convirtieron en las islas de Japón.Yo digo que Japón lo hicieron un puñado de guerreros valientes dispuestos a dar la vida por una palabra olvidada: HONOR.”

Mi recomendación:

Esta película es hermosa en todo el sentido de la palabra. Los actores son de primera, tiene una fotografía impresionante, el vestuario es hermoso, la música es la correcta para recrear ese ambiente mágico que la sostiene y por demás, el drama está muy bien montado.

En añadidura, contiene frases especiales que junto a la puesta en escena, realmente te hacen sentir lo que pasa dentro como si uno fuera parte de ella y es que en realidad lo somos, porque aunque esta película esta ambientada en la época feudal y dicho sea de paso, no es verdad que alguna vez algún americano – no así los franceses – haya intervenido en alguna guerra en Japón, lo que si es verdad es que todos somos responsables de nuestro destino, el cual, muchas veces se nos va un poco de las manos y necesitamos de “ayuda” (una razón que nos encauce), pero sólo la encontraremos si abrimos nuestra mente y permitimos que ésta, nos llegue.

Hay partes muy profundas, como también las hay de acción. Las series de lucha son muy atinadas, son encarnizadas y sangrientas pero guardando lo que yo entiendo como estética de la lucha oriental (hay sangre, cortan miembros, pero no se verá que le sacan los intestinos a nadie!!!).

Esta forma de lucha me recuerda mucho a otra que vi en “300”´, la película, cuya historia precisamente se menciona en el momento casi culminante de la batalla final.

Esta escena específicamente, me recuerda también a otra posterior en “El hombre de la máscara de hierro”, cuando los mosqueteros se enfrentan a los soldados del Rey, en el túnel. Sin embargo, la filosofía oriental, cambia un poco la dirección de la trama, ya que mientras los soldados del Rey cerraron los ojos y no apuntaron para, por respeto y adimiración, no herir a los mosqueteros, en esta cinta, todo se basa en el “honor” y hacer eso, hubiera sido deshonrar a los valientes guerreros, por lo que con los ojos abiertos, ojos llenos de lágrimas ante la masacre que se estaba orquestando gracias a las “armas nuevas”, el capitán ordena su uso y luego, ante la muerte de Katsumoto, hace una reverencia que es seguida por todo los soldados del grupo y todo esto por la comprensión de las distintas idiosincracias y el respeto que tanto piden como ofrecen a sus tradiciones: Katsumoto, a punto de matarse, le dice a Algren que él (Algren) ha conquistado su honor y que él (Katsumoto), conservará el suyo a su modo de ver las cosas, entonces Algren lo entiende y le ayuda a completar su “ciclo”. Todo lo aprendido por Algren toca su ser al punto en que se convierte en el Último Samurai, aquél que guardará todos los conceptos y preceptos de esta noble raza, entremezcladas con los propios, tal como lo describe la “katana” (espada) que le forjaron para la lucha final:

Pertenezco a aquel en el que lo antiguo se fusiona con lo moderno… (o algo así, sorry…no recuerdo las palabras exactas, pero esta es la idea).

Pero no sólo podemos encontrar acción convertida en lucha o en pasión por la vida y el honor, también podemos encontrar una de las escenas, a mi juicio, más sensuales y románticas que he visto.

Taka era la esposa del guerrero que en la lucha, quiso y estuvo a punto de matar a Algren. Katsumoto fue testigo de como su antigua leyenda tomaba forma física ante sus ojos cuando vio al “tigre” (Algren), luchando hasta el último momento, obteniendo así la victoria. La misma consistía en la muerte de su cuñado, no obstante, supo que Algren era un hombre de “honor” aunque hubiese perdido el camino, por lo que lo llevó a casa de su hermana y ésta lo atendió, con recelo al principio, pero con amor al final. Cuando éste se disculpa por haber matado a su esposo, ella le contesta: Él estaba cumpliendo su deber y usted estaba cumpliendo el suyo…

Cómo me recuerda a Lestat, uno de los personajes de Tom Cruise que más me gustan, quien detrás de la ironía y la burla, escondía un ser maravilloso que no todo el mundo tuvo el privilegio de conocer…sólo aquéllos que se acercaron lo…suficiente…

Pueden leer un poco más acerca de la película en este post y del “arte” de la lucha en este artículo que me gustó mucho y acompañar su lectura escuchando estas hermosas melodías.

No se pierdan esta película, es de esas que hay que ver, si o si.  Espero que les guste tanto como a mí porque ciertamente habla de muchas cosas que deberíamos tomar más en cuenta en nuestra vida.

“No podemos olvidarnos de quiénes somos.”
“Cuénteme, cómo murió… ”
“Le contaré, cómo vivió…”

 “Y así acabaron los días de los Samuráis. Dicen que las naciones son como los hombres; que tienen su propio destino. En cuanto al capitán americano, nadie sabe qué fue de él. Unos dicen que murió de sus heridas. Otros que regresó a su país. Pero, yo quiero creer que finalmente encontró esa mínima medida de paz que todos buscamos y muy pocos la encontramos.

4 pensamientos en “CINE RETRO. El último samurai.

  1. […] (aceptémoslo, al 95% de los hombres no les gustan las “películas románticas” ) es El último Samurai. Esta película cuenta la historia de un guerrero que se reencuentra a sí mismo, luego de conocer […]

  2. […] trama de la película en sí me recordó mucho a “El último Samurai” y nuevamente podríamos hacer una comparación entre los personajes principales, […]

  3. […] de mis películas favoritas es “El último samurai“. De esta película, una de mis frases favoritas se la dice el Capitán Nathan Algren al […]

  4. […] sostener un guión “intercultural” habiendo tantos precedentes como por ejemplo “El Último Samurai“, que es básicamente lo mismo que esta historia, PERO COMPLETAMENTE DIFERENTE EN CUANTO A SU […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s