Series de Tv. Dorama. “Pan, amor y Sueños”. Resumen. (Actulizado: Incluye Link para ver todos los capítulos).

Ayer ya tenía armados prácticamente los 3 post correspondientes a mis impresiones de “Batman 3”, sin embargo, por uno de los maravillosos (por lo inexplicables) sucesos que a veces suele protagonizar el “Word”, perdí toda la información. Supongo que cuando se me pase, podré recuperarla (de mi mente) y entonces los publicaré. Por ahora, me alejo del tema un poquito.

Hago la salvedad por que algunos tal vez piensen que la ausencia de comentarios signifique que no tengo nada que decir o que no me gustó la película. Nada más lejos de eso. Es sólo que “necesito un poco más de tiempo” dadas las recientes circunstancias.

Dicho esto, aprovecho la oportunidad para presentarles un “resumen” acompañado con algunas impresiones acerca del Dorama “Pan, Amor y Sueños”, para aquellos fans que me han escrito acerca del mismo.

Espero que les guste :).

***

De entradita les dejo este video para que escuchen a Joo Won cantando.
¡En serio, estos chicos tienen unas voces y un sentimiento!. ¡Wao!.
(Por eso siempre recalco que busquen ver los doramas en el idioma original).

Genero: Drama Romantico
Duración: 30 episodios de 60 minutos
País: Corea del Sur
Director & Productor: Lee Jung-Sub
Guión: Kang Eun-Kyung
Elenco: Yoon Si-Yoon, Joo Won, Lee Young-Ah, Yu Jin

Creo que nunca había tomado tantas anotaciones de un Dorama. Usualmente la trama es lineal y consecuente y aunque se incluyen algunas “sorpresas”, son más “emotivas” que de otro tipo, es decir, se incluyen detallitos que hacen que la trama se enrevese un poco para alargarla, pero nunca tanto como este caso. ¡Mucho menos cuando algunos de estos detalles incluyen escenas abiertamente violentas! (Nunca las había visto en ningún dorama, nunca y fue “sorprendente”). Pan, Amor y sueños es más de lo que esperaba.

Nuevamente me topé con un audio no muy dulce al oído (para mi gusto por lo menos), sin embargo luego de “My Fair Lady” y tal como he hecho con todos, escuché el audio original y simplemente decidí darle su oportunidad. Créanme “no pesa”.

El dorama comienza bastante más trágico y violento que cualquier otro que hubiese visto nunca.

Resumen:

La mamá de Tak-Goo era una enfermera que, según entiendo, fue “contratada” para darle un hijo varón al Presidente de un importante consorcio panadero, quien dicho sea de paso, parecía haber aceptado la situación por el compromiso que tenía para con su familia (por asuntos Hereditarios), ya que “sólo” tenía dos hijas. La persona encargada de la “transacción” había sido la madre del Presidente quien había acudido a una persona de su entera confianza y a quien apreciaba mucho. Al principio de la trama y por la relación de ambas partes, se entiende que el Presidente sentía afecto por su concubina dado que era una chica dulce e inteligente a la que le gustaba estar con él y aprender acerca de todo lo que él le enseñaba.

Ya desde aquí es un poco chocante la trama porque el entorno es muy “moderno”, entonces, se hace un poco descabellado el “uso” de “concubinas”.

Por su parte, la esposa del Presidente, decidió poner manos a la obra y conseguirse un “heredero” a como diera lugar. Es entonces que busca al Secretario de su marido para que la ayude en el proyecto, no sólo en la cuestión de embarazarla, sino y sobre todo, para que se deshaga, literalmente, del hijo que el Presidente espera con su concubina. A simple vista, esta mujer es fría y calculadora y, como “madre” de la familia, sabe que su responsabilidad es apoyar a su esposo a consolidar el imperio que éste creo de la nada con el fin de asegurarse su ahora posición privilegiada aunque más adelante se puede apreciar que ella en realidad sí amaba a su marido y que en su mente, todo lo que hizo fue para “no perderlo”.

La historia del Jefe Khan va más o menos por el estilo. Como secretario del Presidente siempre estuvo a su lado y éste lo consideraba incluso su amigo. De la misma forma estuvo siempre al lado de la esposa del Presidente de quien se enamoró perdidamente pero con quien mantenía las distancias. Ella sabía que él era la persona más confiable que existía porque estaba conciente de que la amaba, así pues, lo escogió para que la embarazara y le dijo que cuando fuera el momento oportuno, es decir, cuando su hijo recibiera toda su herencia, ellos por fin podrían ser felices al mando de todo el imperio y con el futuro de todos sus hijos asegurado.

Pasó el tiempo y al momento de la concubina iniciar su labor de parto, fue conducida a un hospital donde la atenderían. El médico estaba enterado de que debía deshacerse del niño en cuestión, pero, secretamente, se había enamorado de la chica ingenua que esperaba con alegría la llegada de su hijo. No se especifica en ningún momento cuál habría sido el modus operandi de haber resultado ser una niña la que naciera, sin embargo, fue varón. Así nació Tak-Goo Kim, único heredero de un imperio panadero.

(Ver “Recuerdos”)

El médico que atendió a la concubina la alertó de lo que estaba a punto de suceder y ella, con la labor de parto en proceso, salió corriendo del hospital con la ayuda de algunas pocas personas que se hicieron de la vista gorda al verla huir, todas conocedoras de lo que estaba sucediendo. Finalmente fue interceptada por el propio Jefe Khan, quien luego de ella haber rogado por su vida y la de su hijo, la dejó marchar con la advertencia de que nunca debía regresar ni ponerse en contacto con el Presidente. Ella aceptó y se fue a un pueblo lejano y muy, muy pobre, donde estaba expuesta a muchísimo trabajo, muy duro y pobremente remunerado pero donde estaba segura de que no la buscarían.

Tak-Goo crece, se hace fuerte. Es muy inteligente pero un poco holgazán. Posee un gran talento. Es capaz de sentir cualquier aroma, por más tenue que sea. Le encanta el pan pero es muy pobre y no tiene acceso a comerlo, muchos menos a golosinas, pero un día, uno de sus amigos, hijo de un trabajador de la panadería más grande del pueblo, los lleva a él y a sus amigos al lugar de trabajo de su padre y les dice que pueden comerlos. Los descubren y salen corriendo pero se cruzan en el camino del Presidente y del secretario. Éstos lo tratan de ladrón y Tak-Goo se molesta muchísimo. Con una reprimenda, los dejan ir, pero Tak-Goo se esfuerza por conseguir dinero y va al día siguiente a la panadería para pagar lo que se había comido. El Presidente queda impresionado por su “discurso” y le pregunta su nombre. Tak-Goo, con orgullo, describe las características del mismo y el Presidente queda de una pieza recordando que eran precisamente las palabras que le había dicho a su concubina cuando le había pedido que nombrara a su hijo Tak-Goo.

El jefe Khan advierte la situación y empieza una pesquisa que lo conduce a la madre de Tak-Goo. Aterrada, decide atacar en vez de seguir escondiéndose, más por su hijo que por ella. Se presenta entonces con su hijo en la casa del Presidente, le anuncia que Tak-Goo es su hijo y le dice que debe acogerlo en su casa para su bienestar y su educación. El presidente, desconcertado, acepta a Tak-Goo sin más y ordena que sea bien recibido en su casa. Destrozada, pero firme en su empeño de poner a salvo a su hijo en las manos del Presidente, se va dándole la recomendación al chico de que debe comer sus alimentos y cuidarse mucho.

Las cosas no resultan fáciles pero el Presidente ve en Tak-Goo a un buen chico y está feliz de haberlo recuperado. Por su parte, Tak-Goo es una persona de muy buen corazón, que se hace querer. Un día, vio a su padre dirigirse a una cabaña, lo siguió y pudo verlo mientras hacía pan. Su padre lo descubrió y lo invitó para que observara todo el proceso. Nunca lo había hecho. Absolutamente nadie, con excepción de su maestro, lo había visto hacer pan. Eso destrozó el corazón de Man-Ju, su padre nunca había compartido nada con él (con ninguno de sus hijos, pero se suponía que él era el varón, su heredero).

La esposa del Presidente estaba completamente fuera de sí. Su propio hijo era de la edad de Tak-Goo aproximadamente y aunque nunca había sido visto con buenos ojos por su abuela (era muy malcriado) ni por su padre (éste lo quería, pero no sabía como mostrar sus sentimientos, además de que siempre resintió la pérdida de su primer hijo) se entendía que era su heredero. Al aparecer Tak-Goo el pasaba a ser el segundo. Su destino se había desbaratado por completo según explicó la madre al Jefe Khan cuando le exigió que resolviera la situación.

El jefe Khan le dijo a Tak-Goo que debía irse inmediatamente. Lo hizo, salió sin despedirse, pero Man-Ju, su medio hermano, lo siguió. No era que se llevaran bien ni nada por el estilo, pero había algo en su hermano (probablemente la declaración de Tak-Goo desde que lo conoció, de que él como “hermano mayor” sería siempre su protector) que lo hizo seguirlo para escapar de la vida que llevaba, una vida en la que tenía todas las cosas materiales pero nunca había tenido un abrazo o un beso como el que había visto que la madre de Tak-Goo le había dado a este al despedirse.

Los atraparon casi en el acto pero Tak-Goo estaba dispuesto a todo por volver a ver a su madre. No pretendía saber si eran ciertas o no las amenazas del Jefe Khan. Finalmente logró llegar, justo a tiempo de ver como secuestraban a su madre. El intentó por todos los medios salvarla pero no pudo. No recuerdo bien si él llegó a ver como su madre caía por el barranco, pero sí recuerdo que el Jefe Khan le dijo que él sabía donde estaba su madre y que podían reunirse si prometían no volver jamás. El aceptó el encuentro pero pronto se dio cuenta de que lo que querían era embarcarlo para que se fuera lejos y que nadie más supiera de él. Logró escapar gracias a la ayuda de un anciano que estaba cerca del muelle buscando productos alimenticios. De ese día, Tak-Goo recordaba perfectamente a uno de los maleantes. Éste tenía un tatuaje en el brazo en forma de molino de viento. Era su única pista y decidido, la siguió día a día, convirtiéndose en un peleador callejero que acudía a cualquier situación peligrosa para acabar con los maleantes y poder revisarles el brazo.

Man-Ju por su parte había sido obligado a regresar a su casa, más amargado que antes porque sintió que su hermano lo había abandonado también, pese a que lo había tratado muy mal cuando se despidieron.

Varios años después y por azares del destino, Tak-Goo llegó hasta una panadería donde vio entrar a la persona del tatuaje aunque no llegó a verle el rostro. Debido a sus intentos violentos por entrar, no lo dejaron pasar. El chico del tatuaje era uno de los aprendices de panadero, parte de la familia, así que el abuelo, que conocía su pasado y había sido testigo de su cambio, le dijo que lo dejaría entrar a la panadería y que sería decisión de él decirle la verdad o no. El abuelo ya había reconocido también a Tak-Goo como el chico a quien ayudó a escapar una noche. No quería que ninguno de los dos sufriera daño y pensaba hacer todo lo posible por impedirlo así que, después de haberlo dejado arrodillado frente a la panadería por mucho tiempo, bajo sol, lluvia, sin comer o beber (Tak-Goo no estaba dispuesto a moverse de allí hasta que encarara a la persona del tatuaje), el abuelo permitió que entrara a la panadería.

Tak-Goo fue acogido como uno más y poco a poco, su naturaleza vivaz y alegre fue imponiéndose a su lado violento, ese que le había servido para defenderse toda la vida en la calle.

En la panadería estaba Man-Ju, quien se hacía pasar por Tello con el único propósito de obtener el certificado de maestro panadero. No reveló su identidad porque sabía que su padre apreciaría más el hecho de que hubiera ganado por sus propios medios el titulo que él mismo ostentaba. En cuanto a Tak-Goo, lo observaba. Veía como a pesar de todas las cosas horribles que le habían pasado, el seguía siendo una persona positiva, con ganas de ser alguien en la vida. Eso lo hizo envidiarlo más, pero se propuso vencerlo. De esa forma, podría presentarse ante su padre y hacerle ver que él, Man-Ju, era mejor que su medio hermano.

Las cosas empezaron a ir mejor e incluso, un día, se reencontró con una amiga de la infancia, aquélla que siempre lo había acompañado y que se había puesto en peligro al advertirle que su padre (el de ella, que por entonces era solo un borracho incapaz de hacer algo decente) pretendía matar a su madre (la madre de Tak-Goo) y que había sido enviada a un orfanato al este haber sido aprehendido. A diferencia de Tak-Goo, su amiga estaba sumida en un pozo de oscuridad. Odiaba a todo aquél que tuviera dinero porque para ella, el dinero daba a las personas el poder de maltratar a quien no lo poseía. Esta actitud ante la vida la hizo ser parte de un grupo subversivo en la Universidad que estaba en contra del Gobierno. Ella y una amiga rica a quien consideraba diferente, se habían propuesto cambiar el mundo pero a la primera de cambio, la amiga rica quedó libre de culpa y ella quedó presa.

Tak-Goo estaba como loco. No disponía de los medios para sacarla de la cárcel así que acudió a Man-Ju quien le había ofrecido liberarla con la condición de que no la vería durante los dos años que debían pasar antes de optar por el certificado de Maestro panadero. “No quiero que te distraigas y te desvíes de tu meta. Quiero demostrar que soy mucho mejor que tú y sólo lo voy a lograr si tú también te aplicas”. Tak-Goo, desesperado, acepta lo propuesto. Va a la cárcel y mientras “Tello” se encarga de los trámites, coloca a su amiga una cinta de Edith Piaf (¡SI, COMO EN LA VIDA ES BELLA!). Ella ya le había hablado de esa canción, de la “fortaleza” que le daba y que la que más le gustaba, hablaba de que sin importar el pasado, ella seguiría adelante… “Voy A Empezar De Nuevo”. Cuando salió, él le explicó el trato que había hecho con Tello y le dijo que se verían pronto, que todo iría bien. La despedida fue increíblemente emotiva, como cuando la madre de Tak-Goo lo dejó en casa de su padre. Tak-Goo le dijo que si habían estado separados 12 años y él por fin la había encontrado (nunca labia dejado de buscar, igual que a su madre), dos años más no serian nada.

Tak-Goo se vuelve para marcharse, da unos cuantos pasos pero regresa y le da un beso mientras ambos lloran todo esto bajo la atenta mirada de Tello, quien los observa conmocionado, tanto por la tristeza como por el amor que percibe de ellos. Entonces, ella se enfrenta a él con rabia en los ojos por que los había separado. Él no ha olvidado que había sido ella quien le había dicho por primera vez a la cara cuando eran pequeños que él no estaba a la altura de Tak-Goo que si era un chico fuerte y valiente, a diferencia de él. El queda como en trance mirando al vacío y ella también hasta que él se ofrece a llevarla a su casa. Ella se niega pero el la obliga.

Ya en casa, ella lo enfrenta a Man-Ju y le dice que Tak-Goo lo es todo para ella porque es la única persona en el mundo que lo ha dado todo por ella y que es lo único que ella tiene. Que Tak-Goo no tiene familia igual que ella pero que él nunca lo entendería porque el siempre lo ha tenido todo. El le responde con una proposición. Le dice que le dará todo lo que ella quiera, ropa, lujos, una casa bonita, “Poder”. Luego cambia el tono y pide: ¡se mi mujer!. Yo voy a ayudarte, ayudarte a cambiar tu modo de vida. En ese momento, ella recuerda lo que le dice el policía de la estación: “Si quieres cambiar al mundo, cambia tu vida y conviértete en una persona con poder”. Acepta la propuesta.

Tak-Goo mientras tanto le cuenta a su nueva amiga, la nieta del maestro panadero, lo de la promesa que hizo a Tello. Le pide ayuda para ganar pero ella le dice que no hay ninguna posibilidad de que en tan solo dos años él pueda vencer a Tello, ni siquiera ocurriendo un milagro. Lo que ella no sabe es que su abuelo había dado ese plazo de tiempo, no por que ambos no tuvieran la capacidad de pasar el examen, sino porque Tello “el no sabe cuidar el pan” y necesita que Tak-Goo lo ayude. Él maestro sabe que Tello lo necesita y que Tak-Goo es lo mejor que ha podido aparecer en su vida, de hecho, en la vida de todos: “Solo siembra la semilla en tierra fértil y seguramente, crecerá rápido”.

En algún momento el maestro le dice a Tello: “Tak-Goo solo piensa en hacer pan, tu, Tello, sólo piensas en Tak-Goo. ¿Quien crees que va a ganar?”. Les impone como castigo estar amarrados por un tiempo. Si alguno de los dos suelta el amarre, inmediatamente quedaría descalificado. Tello

A su alrededor se tejen muchas intrigas: la madre de Tello busca librarse de Tak-Goo ahora que sabe que está cerca, sobre todo cuando el Presidente descubre que Tak-Goo está en la Panadería con su maestro y que Man-Ju está con él haciéndose pasar por otra persona.

Por el momento, es imposible saber qué pasa en la cabeza de Man-Ju porque en un momento motiva a Tak-Goo a perfeccionarse como si no le importara lo de la prueba y vencerlo a él para demostrar que es realmente mejor pese a que el Maestro creo que es superior porque “sabe cuidar el pan”. Pareciera que quisiera “enseñarle”, darle algo de lo que él nunca tuvo (educación) pero no como si se lo debiera o por efectos mezquinos sino porque sencillamente le place compartir cosas con su hermano. Incluso le dice al secretario que no se acerque a Tak-Goo, que no lo acose, que no lo necesita para vencerlo pero se nota que no es esta la razón. O sí lo es, pero también es que no quiere que le pase nada malo.

En cuanto a la chica en medio de los hermanos, Man-Ju por momentos parece que él solo la quiere como “objeto de venganza” pero también parece que realmente se ha enamorado de ella pero que le duele que ella no lo quiera a él, no de la manera que parece querer a Tak-Goo. Cabe señalar que sí, ella parece amar a Tak-Goo pero es un amor condicionado por la necesidad de ser mejor y olvidarse de todo a su alrededor (ser feliz) porque él la hace sentirse una mejor persona: Lo ama, pero su dolor y rabia son mayores. En cuanto a Tello, es probable que su primer impulso haya venido de la envidia que le tiene a Tak-Goo, de querer poseer lo que el tiene, sin embargo, es notable que siente muchas cosas por ella aunque ni el mismo sepa definir qué o hasta donde lo llevará porque de lo que si es consciente, tanto él como ella es de que estando juntos acabarán por destruirse porque ambos están llenos de rencor, cada uno por sus motivos.

Así y todo, es hermoso ver a estos dos, a Tak-Goo y a Man-Ju. Ambos son tan tiernos a su modo, tan dulces, tan dedicados que es una delicia verlos.

Lejos de todo, se introduce un nuevo elemento. La hija mayor del Presidente ha dejado de ser una sombra y ahora busca acercarse a su padre. Ella le insiste en ir al cementerio con el presidente para el ceremonial y el, después de pensárselo, acepta, incluso le hace un confesión. “Desde hace 12 años, alguien le trae flores a mi madre pero no sabe quien es”. A lo lejos se ve un auto con la silueta de una mujer que parece ser adinerada pero no distinguen quien pueda ser…

En la panadería, todo sigue bien. La amiga de Tak-Goo, que ya por entonces está enamorada de él luego de la pequeña distracción que supuso Tello en su momento, lo ve estudiar y sólo por tratar de ser realista le dice que es imposible que aprenda algo pero el le resta importancia a su aparente desventaja diciendo que además de vencer a Man-Ju, desea crecer como persona, para que sus padres estén orgullosos, pero también para él mismo sentirse orgulloso, para labrarse un camino. Ella se pone en serio a darle muchos tips que el recoge concienzudamente mientras trabajar duro como el ayudante de cocina que es.

Finalmente, Tak-Goo hace su primera masa buena. La madre de Man-Ju empieza a recibir sobres anónimos con un mismo mensaje: ¡ASESINA!. Esto la saca de quicio pero no logra desviar su atención de Man-Ju así que se concentra en tratar de eliminar a su nueva novia (la que Tak-Goo también quiere como tal) y le ofrece dinero para que desaparezca de la vida de su hijo aunque esta no lo acepta. Man-Ju la pone en su lugar, aunque nuevamente es ambivalente, no se sabe si es por venganza a su madre o porque realmente le interesa su “novia”. Un suceso aparentemente sin explicación sucede en plena continuación del ceremonial de la abuela. La esposa del presidente reclama porque dice que ella es afortunada porque murió hace tiempo y aun así la celebran con respeto mientras tanto, Man-Ju le presenta sus respetos. De pronto la foto de la abuela cae y el vidrio se rompe, como si estuviera reclamándole algo, que Man-Ju no la hubiera ayudado en su momento, por ejemplo, por tratar de impedir que saliera a la luz su “secreto”. (Esto se resuelve, pero me reservo el como J).

¡Tak-Goo ciego y con pánico de acercarse a los hornos!. Pero esto intensifica su sentido del olfato.

La maldad está cerca, muy cerca de él, pero también su mayor alegría está cerca. El chico del tatuaje es chantajeado para que espíe a Tak-Goo a cambio de un tratamiento médico para su hermana (diálisis) pero esto sólo lo convertirá en doble espía. Detrás de toda la conspiración hay alguien completamente inesperado. De ambas partes, porque hay alguien que busca no sólo recuperar lo que perdió, sino “venganza” por todo lo que ha sufrido. Y al parecer, esta teniendo muy buenos resultados porque las cosas entre la esposa y el Jefe Khan están muy mal. “El destino ya no esta de tu lado”.

“Dar todo lo que tengo es lo mejor que hago”… Eso es para Tak-Goo ser el mejor pero Min-Ju, después de tantos años de carencias afectivas, esto solo hace incrementar su dolor por saberse menos apreciado, menos amado por su padre.

El pan mas nutritivo del mundo…

Han pasado dos años entre risas y llanto y finalmente llega el momento para enfrentarse a las pruebas dispuestas por el Maestro para obtener la certificación de Maestro Panadero. También llega el momento de reencontrarse con su mejor amiga. Tak-Goo está que no cabe en si de la alegría y ella también.

Le envía una carta a Tak-Goo y le dice que se encontraran un día domingo a las 6 de la tarde pero la madre de Tello (que es su jefa) llama a la chica y la obliga a quedarse de pie todo el día, viendo como ella hace de Celestina entre Tello y una chica para demostrarle que ella no es nadie. Tello estalla al final y la obliga a salir preguntándole con rabia que si ella no tiene orgullo. Ella responde que es ridículo que el hable de orgullo cuando sus padres le solucionan todo en la vida mientras ella tiene que luchar por todo y que no iba a permitir que su madre la despidiera de un puesto que le había costado muchísimo obtener. Así que se soltó y regreso a la casa, pidió disculpas por el altercado y siguió esperando hasta que finalmente la madre le dijo que se fuera, que al final no la iba a atender ese día. Ella salió de casa y fue al encuentro de Tak-Goo. Triste, agotada, humillada, esperando no verlo porque era demasiado tarde, pero allí estaba él, esperando por ella, todo amor y sonrisas. Ella sintió que la vida le volvió.

Tello regresó a casa y encontró a su padre esperando y este al verlo, lo increpó por haberle ocultado el paradero de Tak-Goo. Tello le dice que pensaba decírselo tan pronto terminara la competencia y el pudiera derrotar a “ese idiota”. El presidente le dice: no es un idiota, es tu hermano y Tello queda destrozado, sintiendo como la rabia y el dolor le atravesaban el corazón. A su vez, Tello, resentido, pregunta a su padre por que se ha preocupado siempre por Tak-Goo y no por él. A pesar del evidente dolor que trasmite, es él quien pide perdón de rodillas y su padre solo le dice que no quiere verlo porque es incapaz de sentir empatía por lo que el siente con respecto a Tak-goo: Cada vez que pienso en todo lo que ha pasado, siendo a penas un niño, se me cierra el corazón. Quiero que te vayas.

El secretario los ve, a ambos y le pide a Man-Ju que se levante pero el le grita que no lo toque. Luego se va a buscar a su novia y le aconseja que nunca perdone a todos aquellos que le hicieron daño. Le propone ayudarla a vengarse de su madre y ella se niega pero le deja llevarla a casa. Tag-Goo esta esperándola y se quedó de piedra cuando los vio juntos a ella y a Tello. Ella subió a su apartamento y Tello aprovecha para decirle a Tak-Goo que en los dos años que estuvo esperándola él (Tello) estuvo saliendo con ella y que ella lo prefiere a él porque el puede darle todo lo que ella siempre ha querido: dinero, posición, “poder”. Agregó que ni ella ni su padre lo quieren realmente en sus vidas, que nunca lo han querido y que es mejor que se marche porque nadie es capaz de querer a un pordiosero, que es lo único que el es. Tak-Goo se aleja, destrozado, escuchando las palabras de Man-Ju repitiéndose en su cabeza pero en casa, ve el auto del Presidente quien ha estado esperándolo pacientemente. Éste se acerca a al verlo llegar para cubrirlo de la lluvia con un paraguas. Tak-Goo está demasiado triste pero aun así le pregunta que si tiene tiempo. El Presidente emociona pero sin decir palabra todavía, le dice que sí y entonces Tak-Goo le muestra su forma de hacer pan que resulta ser el mismo procedimiento que una vez lo vio hacer hacía ya tantos años. Igual, pero con su propia receta de “El pan más nutritivo”. El presidente se siente tan orgulloso de él como lo ha estado siempre desde que lo conoció, tanto que se hecha a llorar como un niño en frente de su hijo. Tak-Goo le pregunta alarmado que le pasa y él le dice que su pan sabe muy bien y lo llama por su nombre (nunca antes lo habían hecho, sólo habían cruzado palabras pero el Presidente no sabía que él era su hijo perdido aunque Tak-Goo sí sabía quién era él). Tak-Goo queda petrificado mientras su padre se disculpa por todo lo ocurrido: Lo siento tanto por no haberte encontrado antes, siento no haberte reconocido antes… ¡Y llora emocionado abrazándolo!. Tak-Goo llora con él. Afuera, Tello estaba viendo y oyendo todo con el odio gravado en su rostro por el desprecio que le había hecho su padre.

Todo lo que había cambiado Tello con la convivencia diaria con su hermano, se fue. En su corazón sólo quedó dolor y un renovado deseo de venganza. Solo quiere una cosa: vencer a Tak-Goo. Fue entonces cuando decide hacer trampa y buscar en la empresa de su padre ayuda para su receta de pan sin levadura. El plan con su novia va viento en popa y Man-Ju se asegura de que ella obtenga también su venganza. Su resentimiento es tal que no solo arregla un encuentro entre su madre y hermanas con Tak-Goo y su novia para que él se de cuenta de que ella está con él (Tello), sino que busco una planta medicinal que provocaría que Tak-Goo perdiera el sentido del gusto y el olfato irremediablemente. Tello esconde el frasco pero el del tatuaje lo encuentra. Tello aduce que es una medicina.

El dolor de Tak-Goo por todo lo que ha pasado es demasiado, tanto que simplemente no encuentra la forma de hacer pan. Aún así, le compra un celular a su hermano como regalo, gastando una parte importante del dinero que ha estado guardando para buscar a su madre. Esto hace que Man-Ju pase toda la noche pensando en él y en todo el dolor que le está causando.

Amanece y encuentran a Tak-Goo tirado en la cocina, prendido en fiebre y mientras lo llevan a casa para cuidarlo, los demás están en la panadería diciendo que podrían usar el medicamento de Tello porque es para el resfriado. Tello sale corriendo para evitar que se lo administren a Tak-Goo pero llega tarde. La hija del jefe le da el veneno y Man-Ju cae de rodillas sin palabras viendo aterrado a su hermano mientras ingiere el veneno.

Esta nueva prueba para Tak-Goo supone el mayor reto de su vida ya que siempre ha dependido de su olfato para desarrollar su talento para hacer pan, pero su amiga lo ayudará a usar sus otros talentos: El tacto por ejemplo.

La esposa del Presidente decide atacar y se esmera en ello. Su confianza en el Jefe Khan se ha debilitado por los constantes anónimos y por las cosas inexplicables que suceden en casa. El Jefe Khan está decepcionado pero dispuesto a todo por Man-Ju y por tratar de recuperar a la esposa del Presidente. En el camino, suceden muchas cosas, incluso la muerte de un personaje muy importante que los lleva a todos a un estado de tristeza superior a sus fuerzas, pero es Tak-Goo quien decide tomar las riendas de la situación y emprender un nuevo camino cuando su padre cae en coma y es requerido para ocupar la Presidencia del Consorcio. Su espíritu de lucha es contagioso y a pesar de los errores iniciales (casi todos provocados por el Jefe Khan) logra salir adelante en medio de sucias jugarretas que podrían haberlo hecho desconfiar de las personas que están a su lado pero que al final no pueden romper su espíritu.

Por fin encuentra a su madre pero una vez más, el Jefe Khan busca arrebatársela. La raptan y el persigue a los captores sin tregua y los deja golpearlo lo que quieran con tal de que él pueda ver a su madre. Los captores se conduelen de él y él se abraza a su madre.

Poco a poco, las cosas van tomando su camino. Man-Ju, ya casado con su novia en una ceremonia sencilla en la que sólo estuvieron las hermanas de Man-Ju y el Jefe Khan, empieza a notar que su dolor y su rabia no lo hacen sentirse mejor, todo lo contrario, pero está amargado porque piensa que ella no lo ama, no como ama a Tak-Goo. Pero al final, es esto precisamente lo que lo redime y a ella también porque llega un momento en el que deben escoger si seguir destruyéndose o vivir lo que sienten, ya que, efectivamente, ambos sienten amor por el otro. Para Tak-Goo es difícil verlos pero está feliz de saber que están bien juntos. En esos momentos de su vida tiene todo lo que podría haber deseado tener. Una familia. Un tanto disfuncional todavía pero en vías de recuperación.

Finalmente, llega con su amiga a la Panadería y le dice que él sabe lo que ella siente por él, que se ha dado cuenta pero que no estaba bien antes. Le ofrece que inicien un camino, juntos… para ver a donde los lleva. Ella acepta.

Y vivieron felices, comiendo perdices… no todos, algunos quedaron muy mal. Pero la mayoría sí.

***

Si hay algo que aprendí con este dorama (de hecho, es casi una constante en los doramas koreanos que he visto) es que no hay porqué “complicarse” la vida. Las cosas pasan, “duelen”, mucho, tanto que parece que nunca pasarán, pero siempre o se resuelven o pasan. Y entre más rápido tratemos de asumirlas, entre más rápido podamos ponerlas en perspectiva y ver qué es más importante, si seguir sufriendo por ellas o dejarlas pasar, más rápido podremos “continuar”.

Frases importantes:

“No hay nada mas importante en el mundo que la gente”.

“Aunque para todos seamos no mas que simples panaderos, somos en realidad maestros artesanos que pasamos nuestra vida buscando ese sabor del pan”. (Creo que esto se aplica a cualquier labor que se haga… Es el “amor” que uno ponga en lo que hace lo que hará la diferencia).

Les recuerdo que esto es un resumen por lo que no hice hincapié en muchos puntos específicos para no robarles todas las sorpresas a quienes no la hayan visto.

Es importante que tomen en cuenta que el Presidente amaba a su hijo y sentía un gran cariño por la madre de este. Así pues, lo que hizo fue para “protegerlos”, no para hacerles daño, aunque al final las cosas se hayan complicado tanto.

Ahora es el turno de Yoon Si-Yoon para que lo oigan cantar ;)
(Les recomiendo que escuchen los otros video de Si-Yoon que aparecen en la lista, ¡canta hermoso!).

Pueden ver más videos aquí de la serie. No pierdan la oportunidad de verlos en el idioma original :D. ¡Lo van a disfrutar muchísimo!. Se los aseguro.

P.s. La vi hace ya un tiempito así que es posible que hayan cosas que no estén en el orden “correcto” :D.

Actualización:

Encontré todos los capítulos de la Serie aquí. ¡Que los disfruten!.

About these ads

27 comentarios en “Series de Tv. Dorama. “Pan, amor y Sueños”. Resumen. (Actulizado: Incluye Link para ver todos los capítulos).

  1. Pingback: Página para Ver series coreanas. ¡SIIIIIIII!. « NBP1's Blog

  2. me encanta este dorama, muy interesante , me hace llorar y reír ,esta muy bueno,, y más bueno está Yoon Si-Yoon lo amoo, estoy enamorada de él me encanta, además actúa muy bien al igual que el resto de los personajes, son de primera :)

    • ¡Es hermoso!. Yoo Si-Yoo y el dorama.

      ¿Lo has oído cantar?. ¡Wao!.

      Espero que lo vuelvan a repetir pronto en mi país. El que van a repetir después de Educando a la Princesa que ya se está acabando es El Príncipe del Café que me gusta muchísimo también :)

      Saludos,

    • Sí, es hermoso Ale. Ahora que lo están repitiendo en mi país tuve oportunidad de ver los primeros capítulos en detalles y no cortados como la primera vez y pude darme cuenta de cositas como que en realidad el padre de Tak-Goo no estaba enamorado de su madre, fue más cuestión de “borrachera”, lo que le da más sentido a que haya sido él quien mandase al del tatauaje a separar a madre e hijo.

  3. es un exelente dorema un poco enredado no me gusto parte del final pero los mensajes que me dejo son muy grandes para mi persona…..

    • Creo que es porque uno está acostumbrado a que siempre queden juntos los protagonistas, pero en este caso, al haber un trío, uno quedaba fuera de la ecuación y a mi me gustó que hubiera sido Tak-Goo y que quedara en un “ya veremos como nos va” y no en una “relación” propiamente dicha porque se hubiera visto un poco forzado.

      De esta forma, quedó todo como más natural.

      El que la madrastra de Tak-Goo hubiera quedado sola en su casa me pareció “mejor” a que quedara feliz con su esposo como en el caso de “Los chicos son mejores que las flores” porque ella hizo mucho daño, incluso intentó matarlos (En Los chicos son mejores que las flores, la mamá de Jun-Pyo se pasó, pero sólo quería separarlos, no matar a Jan-Di)…

  4. DIGAMOS QUE ESTA SERIE ES UN POCO INTERESANTE PUES POR TODAS LOS CASOS QUE SE PRESENTAN ALLI …..PUES POR QUE EXISTE GRAN SUPERACION POR PARTE DE TAK – GOO,CABE RESALTAR QUE TAMBIEN NOTAMOS DEDICACION Y ESFUERZO POR PARTE DEL PERSONAJE PRINCIPAL DE LA SERIE …
    DJ LION A(-)S ………

    • Así es, en todos los aspectos. Y otra cosa a destacar es que Tak-Goo realmente acepta la decisión de ella por su hermano y no les guarda rencor, por el contrario, quiere realmente que sean felices y a la vez no usa a otra persona porque no puede estar con quien ama, sino que espera a “limpiar su corazón” y ver que pasa después. Eso es muy grande y dice mucho de él.

  5. DISCULPEN no entendi que fue lo que le dijo majun a la novia cuando se casaron en el capitulo 28. Aparece en youtube, parece que el habia planeado algo desde que tenia 12 años pero no dicen que. no dicen cual fue la venganza en especifico, alguien sabe que fue lo que planeo majun por tanto tiempo, que venganza eraQUE?

    • La venganza de Ma-Jun fue imponerle a su madre una mujer que ella no consideraría “correcta”. El supo lo que sucedió con su abuela y supo también que su madre engañó a su padre (él es hijo del secretario) y usó este conocimiento para manipular a su madre y que ésta no se opusiera al matrimonio.

      La cosa es que él se enamoró de ella y en realidad, usó lo que sabía para que su madre no objetara y usó a su madre contra su esposa porque él pensaba que ella estaba enamorada de Tak-Goo aún cuando lo aceptó para que fueran esposos, según él solamente por poder vengarse de los malos tratos de la madre de Ma-Jun y de la Sociedad.

      Particularmente creo que la venganza contra su madre estaba en la última de las posiciones. El quería ser más que Tak-Goo para “merecer” a su esposa.

      Al final, afortunadamente, lo entendieron.

    • Si, al principio yo pensé lo mismo porque se supone que ellos se amaban y las cosas se complicaron por los traumas de ella, pero luego pensé… es “sano” dejar ir a una persona que no es buena para uno. Aunque se ame mucho, si uno se aferra a una persona que no tiene las cosas claras y que sus intereses son muy diferentes, no sólo sufre uno, sino la misma persona traumada porque se le agrega un trauma más a su vida.

      En cambio, desear lo mejor para quien uno ama y dejarlo partir, no sólo te hace mejor persona sino que ayuda a que la persona que parte, tenga otra perspectiva de la vida y de lo que quiere. Yo creo que por eso ella al final se hartó de vivir entre mentiras e hizo también que Man-Ju lo viera también.

      Al final, en vez de tener a 2 personas infelices, resultaron 4 personas felices… porque Tak-Goo tenía sentimientos bonitos por otra persona y decidió “probar” a ver cómo les iría… sin forzar nada, sin expectativas, sin “obligarse” a querer a alguien más por no estar solo… simplemente, se dio otra oportunidad de ser feliz.

      Eso fue lo que me encantó de este dorama en particular. Los padres de los chicos sufrieron mucho por “aferrarse” a sus relaciones destructivas, pero los chicos pudieron salir adelante al no repetir sus errores.

  6. Hola muy interesante tu pagina, quisiera hacer un comentario.

    Soy hombre y nunca me gustaron las novelas ni las peliculas con melodramas de triangulos amorosos como la saga Crepusculo. Sin embargo…….

    ….Hace unas semanas estuve haciendo unos trabajos que requerian un buen espacio y me fui a la mesa del living donde mi máma y mis hermanas estaban viendo esta novela, sin quererlo me enganche y debo reconocer que es algo increible, fue una miniserie que demuestra que vale la pena vivir, la superacion y determinacion del personaje central digna del mejor motivador de liderazgo, un argumento espectacular, los sentimientos a flor de piel, no solo sentimientos de pareja, sino de familia y amigos algo que se debe valorar y atesorar como las joyas mas importantes en nuestras vidas.

    Vale la pena verla! muchas gracias.

  7. Pingback: Dorama. “El príncipe de la pasta”. Yoon Shi Yoon, Zhang Jun Ning, Li Fei Er, Chen Zi Yin, Kim Bo Mi… | NBP1's Blog

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s